Compensación de excedentes: sigue ahorrando con tu instalación solar

¿A dónde va toda la energía que generamos y no consumimos compensada en la factura?.

España se abre hacia un futuro solar sin parangón. En el país con más exposición solar de Europa, vivir (literalmente) del sol es más posible que nunca. Si se goza de un tejado propio o el consenso suficiente con nuestros vecinos, podremos disfrutar del autoconsumo solar fotovoltaico y ahorrar hasta un 50% en la factura de la luz, cifra que se incrementa en los meses de mayor insolación.

El Real Decreto 244 de abril de 2019 permite que el autoconsumo fotovoltaico se actualice y se puedan verter a la red los excedentes generados por nuestras placas, obteniendo a cambio una compensación económica en la factura de la luz por esa energía.

La cosa es fácil: el sol que brilla en el cielo y alimenta nuestros paneles emite una radiación constante. Cuando no la usamos y producimos mayor energía de la que estamos consumiendo, ese excedente se vierte a la red y se compensa en nuestra factura de la luz. Interesante, ¿no? Con el Plan Solar, en Iberdrola compensaremos tus excedentes al mejor precio.

autoconsumo

¿Qué tengo que hacer para compensar la energía que he generado y no he autoconsumido?

Soñemos despiertos. Y este es un sueño fácil de conseguir: ya has instalado las placas en tu tejado y eres un feliz propietario de una instalación fotovoltaica. Si no tienes una potencia de la instalación mayor de 100 kW, algo inusual en un hogar estándar, estás dentro de los planes fijados por el Gobierno para beneficiarte de la compensación de excedentes. Ahora debes legalizar tu instalación solar y darte de alta como autoconsumidor ante tu Comunidad Autónoma, donde deberás indicar si quieres acogerte a la modalidad de compensación simplificada de excedentes. Si contratas tu instalación Smart Solar, en Iberdrola nos encargamos de todos los trámites. Una vez realizado este paso deberás firmar un contrato con tu empresa comercializadora para que prevea la compensación de tus excedentes. Sencillo, ¿verdad?

Recuerda que con esta modalidad serás verde desde el inicio hasta el final, ya que no solo generas tu propia energía solar, sino que además la que consumas de la red será renovable certificada. No solo reducirás tus emisiones de CO2. También las de muchas más personas.

Conocer tus consumos, llegar a la tarifa 0

Una herramienta imprescindible para saber si deberías acogerte a esta modalidad será conocer bien tus consumos energéticos. Con el Asistente Smart de Iberdrola y su sencillísima app aprenderás de tus hábitos energéticos, las horas en las que necesitas potencia y aquellas en las que no. Después, deberás comparar tus consumos con los niveles de insolación de tu casa y la capacidad de generación energética de tu instalación solar. Conocerse es transformador porque te da poder. Así sabrás cuánta energía va a entrar y cuánta va a salir. Es decir: cuánto vas a utilizar y cuánto vas a ahorrar.

autoconsumo

Además, ahora puedes llegar a tener tu factura a 0. En el caso de que tengas más excedentes de los que se pueden compensar en tu factura de la luz, en Iberdrola te recompensaremos con una Bonificación de Eficiencia Energética Solar por el importe de esos excedentes de más, hasta que tu término de potencia sea 0.

¿Eres capaz de reducir tu tarifa hasta niveles increíbles? Sí, y todo gracias a ese astro que da vida a este planeta y al que saludas cada día.

La energía solar de todos, para todos

Instala tus placas solares

Busca tu vivienda en el mapa y dibuja tu tejado. De esta manera sabremos la superficie de la que dispones y podrás obtener una propuesta personalizada para tu vivienda.

Calcula tu oferta

Plan Solar

Un plan personalizado para todos aquellos clientes que cuidan el medio ambiente y hacen uso de la energía solar en casa, una tarifa centrada en las horas sin luz.

Descubre el Plan Solar

Ventajas de tener Smart Solar

¿Tienes alguna pregunta?

Te mostramos las preguntas más frecuentes que tienen nuestros clientes.

El autoconsumo fotovoltaico consiste en la producción de electricidad a partir de la energía del sol allí donde se consume, reduciendo el flujo de electricidad proveniente de la red y mejorando su eficiencia.

Sí. Generar y consumir tu propia energía a través de tu instalación fotovoltaica no solo es legal, instalando autoconsumo fotovoltaico ayudarás a hacer un planeta mejor y a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

No. Se han derogado los cargos por autoconsumo de la energía generada, por lo que la energía que autoconsumas no tendrá costes adicionales y será un ahorro en tu próxima factura.

Sí. Pueden provenir de diferentes fuentes:

  • Bonificaciones municipales en el pago del IBI o el ICIO para instalaciones de autoconsumo. Infórmate en tu Ayuntamiento.
  • Deducciones fiscales por inversión en energías renovables.
  • Subvenciones autonómicas o estatales para la tecnología fotovoltaica en autoconsumo.
Desde Smart Solar Iberdrola te asesoramos de todas las posibilidades disponibles según donde vivas.

Para saber el tamaño que te conviene debes analizar tu forma de consumir energía y qué proporción de tu consumo se da en horas solares. Para ello es necesario tener tu curva de consumo horaria (la proporciona el contador de suministro), y cotejarla con la radiación solar en tu tejado.

Este ejercicio lo puedes realizar a través de la web de Iberdrola (aquí) en el apartado "descubre tu oferta". También, si lo deseas, podemos encargarnos nosotros de ello.

La luz solar incide sobre las células de silicio que componen los paneles fotovoltaicos generando electricidad en forma de corriente continua, la electricidad pasa por el inversor que la convierte en corriente alterna, apta para el consumo doméstico previo paso por el cuadro general de la vivienda.

Cuando tu instalación esté produciendo, la energía consumida de la red se reducirá, incluso a inyectarse energía fotovoltaica de tu instalación a la red. No es necesario instalar ningún contador de energía adicional.

Es posible realizar instalaciones de autoconsumo aisladas de la red pero no suele tener sentido económico ni medioambiental allí donde la red está disponible. El motivo es que una instalación aislada requiere mayor número de paneles y, necesariamente, instalación de baterías suficientes para almacenar durante el día la energía que se consumirá durante la noche. Por todo esto, el coste de una instalación aislada es considerablemente mayor que el de una instalación conectada a la red.

Con la nueva instalación de autoconsumo reducirás tu demanda de energía de la red, reduciendo tu factura alrededor de un 30% si la instalación es sin baterías.

Si instalas baterías podrás llegar a reducir hasta el 70% de tu factura actual de la luz.

Para evaluar mejor tu ahorro es preciso contar con datos detallados de tu consumo actual, así como conocer tu precio real de energía.

Utiliza el simulador de Iberdrola en su web (aquí) para conocer en detalle y para ti, cómo resulta económicamente una instalación de autoconsumo.

Para facilitar el desembolso inicial, Iberdrola cuenta con acuerdos con entidades financieras que te permiten financiarlo hasta a 10 años. Así, pagarás tu instalación a la vez que vas ahorrando en tu factura.

Los trabajos de instalación son sencillos, no dejan escombros y no durarán más de 1-2 días. Se instalarán los paneles en el tejado de la vivienda y se conectarán mediante cable eléctrico normal con el inversor y con el cuadro general de la vivienda.

Para las tareas de instalación será preciso obtener licencia de obras que, en función del municipio en el que vivas, nos debería llevar entre 2 semanas y 3 meses.

Los paneles fotovoltaicos tienen una duración promedio de 30 años, por lo que si realizamos un mantenimiento adecuado de la instalación, esta te dará muchas alegrías durante los próximos años y el planeta te lo agradecerá.

La regulación vigente prevé que las instalaciones de autoconsumo renovable inferiores a 100 kW de potencia instalada se puedan acoger a la modalidad de compensación simplificada de excedentes.

La compensación simplificada de excedentes consiste en que la energía vertida a la red durante un mes, será valorada por la empresa comercializadora y dicho valor será descontado de la parte de energía de tu factura.

Iberdrola Clientes ofrece la compensación de excedentes en sus diferentes tarifas a los usuarios que quieran acogerse a esta modalidad.

El límite de la compensación será el coste de la energía mensual facturada. El término de potencia se deberá seguir pagando en todos los meses.

Una vez se finalice la instalación fotovoltaica, en el proceso de su legalización en tu Comunidad Autónoma indicaremos que queremos acogernos a la modalidad de compensación simplificada de excedentes. La Comunidad Autónoma dispondrá de unos días para informar a la empresa distribuidora de electricidad de tu zona y esta debe comunicarlo a su vez en unos días a tu empresa comercializadora de electricidad. La ley que regula la compensación de excedentes es reciente por lo que este proceso todavía puede demorar algo más de lo deseado según tu lugar de residencia.

Una vez realizado este trámite ya solo te falta firmar un contrato con tu empresa comercializadora que prevea la compensación de tus excedentes. Iberdrola Clientes ya te ofrece contratos con compensación de tus excedentes para que puedas aprovechar la energía que produces y no consumes.

Si contratas tu instalación de autoconsumo con Smart Solar Iberdrola no tendrás que preocuparte, nosotros nos encargaremos de todo, incluido el proceso de tramitación.

El precio de compensación se fijará entre la empresa comercializadora y el cliente. En caso de ser un cliente sujeto al PVPC, se acogerá al valor de mercado publicado en la web de Red Eléctrica de España.

Iberdrola Clientes te ofrece diferentes planes para acogerte a la modalidad de compensación simplificada. En especial, pensando en los autoconsumidores fotovoltaicos, Iberdrola Clientes ha creado el Plan Solar, que te permite compensar tus excedentes al mejor precio, además de optimizar la tarifa teniendo en cuenta cuándo sale y se pone el sol en función de la estación del año.

Sí. La regulación permite a varios consumidores compartir la producción de una instalación de autoconsumo renovable.

Sí, para poder repartir la energía generada por la instalación colectiva entre los consumidores que están asociados a ella, es necesario medir la energía producida. Además, es necesario saber cómo se reparte la producción entre los consumidores. Para ello, en el momento de su legalización, los consumidores comunicarán unos coeficientes según los cuales se realizará a futuro el reparto de la energía producida. Los coeficientes deberán sumar el 100% para que toda la energía producida pueda ser asignada.

Para que las empresas comercializadoras puedan generar tu factura, la empresa distribuidora (responsable de la lectura de contadores) repartirá la energía producida hora a hora entre los consumidores asociados de la manera convenida en los coeficientes. La energía horaria a facturar a un consumidor será la diferencia entre la lectura de energía de su equipo de medida en dicha hora menos la parte que le corresponda de la energía generada por la instalación colectiva.

La compensación simplificada de excedentes consiste en que la energía vertida a la red durante un mes, será valorada por la empresa comercializadora y dicho valor será descontado de la parte de energía de tu factura.

Las instalaciones colectivas también pueden acogerse a la compensación simplificada de excedentes. Estos excedentes no pasarán a tú vecino, si no que aprovecharás tu cuota de energía producida, aunque no estés en casa cuando se produzca.

El límite de la compensación será el coste de la energía mensual facturada.

El contrato se realiza a nombre del NIF de la Comunidad de Propietarios y es la encargada de gestionar la cuota de cada participante, así como los costes de mantenimiento entre los vecinos.

Los participantes se ponen de acuerdo en el reparto de la energía generada, que puede ser tanto para los consumos comunes como para las viviendas. Y participan del coste de la instalación y cuota de mantenimiento en la misma proporción.

Para legalizar la instalación es necesario entregar el reparto de energía firmado por todos los participantes, pero no te preocupes, nosotros nos encargamos de realizar los trámites.

Sí. Pueden provenir de diferentes fuentes y hay que ver lo que aplica en cada municipio:

  • Bonificaciones municipales en el pago del IBI o el ICIO para instalaciones de autoconsumo.
  • Deducciones fiscales por inversión en energías renovables.
  • Subvenciones autonómicas o estatales para la tecnología fotovoltaica en autoconsumo.
Desde Smart Solar Iberdrola te asesoramos de todas las posibilidades disponibles según donde vivas.

Para facilitar el desembolso inicial, Iberdrola cuenta con acuerdos con entidades financieras que permiten a tu comunidad financiarlo hasta a 10 años. Así, pagaréis vuestra instalación a la vez que vais ahorrando en vuestras facturas.

¿Tienes más preguntas?

Te las resolvemos en cualquiera de nuestros canales.

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto por cualquiera de estos dos canales