• Gas

¿Por qué son importantes las revisiones y la inspección de las calderas de gas?-EN

21 of January 2021

0 min de lectura

Por qué son importantes las revisiones y las inspecciones peri?dicas de tu caldera de gas? En el siguiente artículo te damos todas las respuestas.

¿Por qué son importantes EN las revisiones y la inspección de las calderas de gas?

Las calderas de gas son un elemento imprescindible en muchos hogares para poder contar con agua caliente y calefacción durante los fríos meses de invierno. Aunque prácticamente toados los fabricantes de calderas recomiendan realizar un mantenimiento de la caldera de gas cada cierto tiempo para asegurar su buen funcionamiento, no todos los usuarios están al tanto de esta necesidad.

Por eso, muchos dejan pasar el tiempo sin hacer las revisiones necesarias, hasta que, al final, la caldera termina fallando, lo cual suele desembocar en un importante desembolso económico para hacer alguna reparación o, incluso, comprar una nueva. Para evitar que esto te ocurra, es crucial que conozcas la importancia de realizar la revisión de tu caldera de gas a tiempo.

revisor caldera

¿Por qué es importante hacer una revisión de la caldera de gas cada cierto tiempo?

Como toda máquina que se precie, una caldera sufre desgaste a consecuencia del uso continuado y del mero paso del tiempo y, si no se realizan las labores de mantenimiento adecuadas, puede terminar por romperse. Pero, además, utilizar una caldera en mal estado puede conllevar riesgos, así que es necesario someterla a revisiones periódicas para evitarlo. Otros motivos por los que te conviene realizarla son:

  • Garantiza el buen funcionamiento y la potencia adecuada. Algunas piezas de tu caldera pueden desgastarse más rápido que otras si se usa mucho. Además al hacer el mantenimiento se regulan los parámetros de su funcionamiento, consiguiendo una mayor eficiencia y menor consumo.

  • Ahorro energético y en la factura: cuando tu caldera funciona correctamente, no tiene que trabajar tanto para producir la misma cantidad de calor, con lo cual reducirás tu consumo y podrás ahorrar dinero a la larga. Además, revisar la caldera de gas y tenerla en buen estado es sinónimo de no tener que gastar nada en reparaciones y reemplazos.
  • Disminuye el riesgo de averías. Someter a inspección la caldera por parte de un profesional significa que podrá detectar cualquier pieza que esté empezando a desgastarse y sustituirla a tiempo. Un profesional siempre va a saber cuándo toca hacer cambios o cuando la caldera está lista para aguantar un invierno más. Con la revisión de la caldera, tendrás la tranquilidad de saber que tú y tu familia dispondréis de calefacción durante el invierno sin averías inesperadas.
  • Prolonga la vida útil de la unidad. Comprar una caldera nueva es una inversión importante, así que te interesa mantener la que tienes durante el máximo tiempo posible. El mantenimiento regular por parte de un profesional alarga la vida de tu caldera, permitiéndote sacar más rendimiento del dinero que gastaste cuando la compraste.
  • Aumenta la seguridad en la vivienda. Las calderas como parte de su funcionamiento normal liberan productos derivados de la combustión. Estos gases deben evacuarse a través de un tubo de escape hacia el exterior, y es vital que dicho tubo no tenga fugas que puedan filtrar el aire al interior de la casa. Por ello, es imprescindible que un técnico cualificado inspeccione la instalación para asegurarse de que no existen riesgos.
caldera

¿Cada cuánto debe hacerse la revisión de la caldera de gas?

En primer lugar, hay que señalar que inspección y revisión no son lo mismo: son acciones independientes que deben llevarse a cabo en diferentes momentos y por diferentes motivos.

  • La inspección de la caldera de gas, así como de todas las instalaciones de gas natural, es obligatoria cada cinco años. La distribuidora de gas te avisará de que toca realizarla y su coste varía en función de la Comunidad Autónoma. Debe realizarla la propia distribuidora o una empresa habilitada y homologada a elección del usuario.
    En esta inspección se revisa la totalidad de la instalación del gas, no únicamente la caldera, comprobando también el estado de tuberías, llaves, gomas, funcionamiento y estado de conservación del contador, y estanqueidad de la caldera. El pago de la inspección se realiza a través de la propia factura del gas, aunque el consumidor haya contratado a una empresa externa.

  • La revisión de la caldera de gas, por su parte, puede hacerse siempre que el consumidor lo considere necesario; pero, desde 2013, el Reglamento de las Instalaciones Térmicas de los Edificios indica que es obligatoria cada dos años como mínimo. No obstante, si en el manual del fabricante se indica que debe realizarse con menor periodicidad (por ejemplo, cada 6 meses o cada año), se recomienda seguir dichas indicaciones para asegurar el buen funcionamiento de la caldera. Asimismo, también será procedente realizar una revisión si se nota algún cambio en el funcionamiento de la caldera o anualmente antes del invierno si vives en un lugar muy frío.
    En el caso de las revisiones, estas pueden llevarse a cabo tanto por un técnico profesional homologado que cuente con la certificación y acreditación necesaria (que la expide cada Comunidad Autónoma). El Pack Mantenimiento Gas de Iberdrola te ofrece esta revisión con una periodicidad anual, de forma que no tendrás que preocuparte de cuándo te toca pasarla.

¿Puede un particular revisar su propia caldera?

Una caldera de gas en buen estado de mantenimiento es un elemento muy seguro e imprescindible para el confort en tu hogar, pero solo deben manipularla técnicos y empresas mantenedoras profesionales, con la acreditación adecuada. Realizar tareas de mantenimiento por alguien no capacitado puede resultar muy peligroso, con riesgos de intoxicación grave o incluso de explosión. Por ello, desde Iberdrola ponemos a tu disposición nuestro servicio Pack Mantenimiento Gas, que te permitirá tener cubiertas las averías de la instalación de gas y la caldera de tu hogar. Además, con este servicio revisamos anualmente tu instalación de gas, caldera o calentador y la calefacción, incluyendo también los radiadores; ofreciéndote la tranquilidad de tener una instalación más segura y eficiente.

Related