• Energia

Consumo de lavavajillas: guía para ahorrar en tu factura

09 of March 2023

0 min de lectura

Aunque no está entre los electrodomésticos que más consumen, el lavaplatos se utiliza con mayor frecuencia que otros, por lo que a fin de mes eso se refleja en el recibo de la luz. Estas pautas permiten economizar.

Consumo de lavavajillas: guía para ahorrar en tu factura

Aunque no está entre los electrodomésticos que más consumen, el lavaplatos se utiliza con mayor frecuencia que otros, por lo que a fin de mes eso se refleja en el recibo de la luz. Estas pautas permiten economizar.

Consumo de lavavajillas: guía para ahorrar en tu factura

Magnífico invento el lavavajillas: no solo evita el engorro de lavar platos, vasos y cubiertos a mano, sino que lo hace consumiendo un 50% menos de agua y un 28% menos de energía, según un estudio de la Universidad de Bonn (Alemania). Si hablamos de energía, es responsable de un 6,1% de su consumo en el hogar, por detrás de la lavadora, la función stand by, el horno, los ordenadores..., y a larga distancia del rey del consumo, el frigorífico (un 30,6%).

Sin embargo, de acuerdo con IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía), el consumo del lavaplatos por término medio es de 245 kWh por vivienda al año, el mismo que la lavadora, sencillamente porque se emplea más a menudo. Una cuarta parte de los usuarios pone el lavaplatos de cuatro a seis veces por semana, como indica un estudio de 2021 de Berkeley Lab (). Un 51% de los hogares españoles está dotado de este electrodoméstico, en el que nos gastamos 7,21 euros al mes, según la OCU, más que en la lavadora y el televisor.

¿Es posible hacer un uso más eficiente del lavavajillas, de modo que contribuya a ahorrar en la factura de la luz? Con estos consejos, sí.

Consejos para hacer un uso más eficiente del lavavajillas

ELIGE EL MODELO

Al igual que el resto de electrodomésticos, desde 2021 su eficiencia está clasificada por un nuevo etiquetado en el que la A designa los lavavajillas que menos consumen y la G los menos eficientes. Por ahora, la A se reserva a modelos futuros aún más eficientes que los actuales, de modo que en el momento de adquirir el lavaplatos habremos de elegir uno de categoría B si buscamos un menor consumo energético.

La OCU dispone de una calculadora que posibilita estimar el consumo del lavavajillas en función de la categoría de eficiencia incorporando variables como número de convivientes y frecuencia de uso. Según esa herramienta, una familia que encienda su lavaplatos de clase B una vez al día incurrirá en un consumo energético de 217 kWh, equivalente a 52 euros al año. Si la misma familia dispusiera de un aparato de categoría G, el consumo energético podría llegar a los 402 kWh y los 97 euros al año. Casi el doble.

SÁLTATE EL JUEGO

Los más minuciosos con el lavado tienden a enjuagar la vajilla bajo el grifo antes de introducirla en la máquina o iniciar el programa con un prelavado. Según un estudio de investigadores de Florida, el enjuague previo puede desperdiciar 38 litros de agua por carga. Con los lavavajillas de mayor calidad esto no es necesario. Si a eso le unimos un buen detergente, la tarea es del todo innecesaria. Olvida tus reticencias: saldrán igual de limpios. Eso sí, procura raspar los platos con espátula o tenedor para no introducir restos de comida.

SELECCIONA EL 'MODO ECO'

A veces nos acostumbramos a utilizar siempre el mismo programa y puede que no sea el más eficiente. Los modernos lavaplatos incorporan una opción de modo ecológico, más largo, pero que precisamente por ello requiere menos energía para realizar su cometido. Si tu lavavajillas no presenta esta opción, acostúmbrate a variar el programa elegido dependiendo de la carga.

Consejos para hacer un uso más eficiente del lavavajillas: Seleccionar modo ECO

SECA LOS PLATOS AL AIRE

Deja que tus platos se sequen activando la configuración de secado por aire sin calentar. De ese modo podrías ahorrar 0,2 kWh por ciclo, según el estudio estadounidense antes citado. Si tu lavaplatos no ofrece esa opción, detener el lavado antes del ciclo de secado y abrir la puerta para permitir que los platos se sequen al aire es una buena idea.

CARGA COMPLETAMENTE LA MÁQUINA

Según el estudio de la Universidad de Bonn, un 20% de los ciclos de lavavajillas se realizan con las canastas a medio llenar. Eso es malo desde el punto de vista de la eficiencia energética: llenando el lavaplatos lo usaremos menos veces que poniéndolo a funcionar con cargas pequeñas. Pero, por otro lado, tampoco hay que amontonar la vajilla, pues de ese modo el agua no circulará correctamente entre los platos, saldrán sucios y habrá que lavarlos de nuevo. La vajilla más sucia debe ir abajo, donde el chorro de agua es más potente. Y si no queda más remedio que poner el lavaplatos con la mitad de carga, usa el programa específico para ello, como recomienda la Universitat de Barcelona.

BAJA LA TEMPERATURA

El 90% de la energía que utiliza este electrodoméstico se destina a calentar el agua, afirman en Ecologistas en Acción. La temperatura que alcanza puede ir de los 50º a los 65º grados, adecuada para garantizar la desinfección. Pero si la caldera externa ya está elevando la temperatura del agua, podemos estar calentándola dos veces. Tampoco está de más configurar manualmente la temperatura del lavado a 45º o 50º grados antes de comenzar un nuevo ciclo, lo que no perjudica su rendimiento.

CUIDA TU LAVAVAJILLAS

CUIDA TU LAVAVAJILLAS

Para obtener resultados óptimos (y no tener que repetir un ciclo porque los platos han salido sucios), la OCU recomienda limpiar el filtro una vez por semana y hacer lo propio con el dosificador de detergente regularmente. Un par de veces al año es aconsejable extraer las aspas para limpiar las ranuras (operación muy sencilla, pues solo requiere desenroscarlas o tirar de ellas). Y ajustar el descalcificador para que se renueve de forma precisa.

ESCOGE LAS HORAS MÁS BARATAS

Además de tarifas estables, Iberdrola ofrece a sus clientes tarifas basadas en la discriminación horaria que permiten elegir entre dividir la jornada en dos o tres franjas. En la opción de dos franjas, las más baratas son aquellas que van de 22.00 a 12.00 en invierno y de 23.00 a 13.00 en verano.

El Plan Tres Periodos conviene a los clientes que realizan la mayor parte de su consumo entre las 00.00 y las 08.00, fines de semana y festivos nacionales, periodos en que el precio de la luz es menor.

Y siempre pensando en ahorrar, descubre el Asistente Smart de Iberdrola, con el que verás el consumo desagregado de todos tus aparatos y así podrás conocer el consumo exacto de tu lavavajillas para saber cuándo es mejor ponerlo en marcha.

Related