• Transporte

Instalar un punto de recarga para tu coche eléctrico paso a paso

14 of October 2021

0 min de lectura

La primera duda que surge a la hora de adquirir un vehículo eléctrico es dónde lo recargo. Seamos o no propietarios de la plaza de aparcamiento en la que vamos a recargar nuestro coche, Iberdrola lo pone fácil.

Instalar un punto de recarga para tu coche eléctrico paso a paso

La primera duda que surge a la hora de adquirir un vehículo eléctrico es dónde lo recargo. Seamos o no propietarios de la plaza de aparcamiento en la que vamos a recargar nuestro coche, Iberdrola lo pone fácil.

Instalar un punto de recarga para tu coche eléctrico paso a paso

Dar el paso al coche eléctrico cada vez es más sencillo. Uno de los principales quebraderos de cabeza hasta ahora era dónde lo podías cargar cada noche. ¿Tienes plaza de garaje en propiedad? Es fácil. ¿Tu plaza es alquilada? También es sencillo. En Iberdrola, ofrecemos todas las posibilidades para que la recarga deje de ser el único inconveniente que te separa de adquirir un coche eléctrico.

Además, tenemos acuerdos con varios fabricantes de automóviles para facilitar la instalación de los puntos de recarga con la compra de un vehículo eléctrico o híbrido enchufable. Algunas de estas marcas incluyen en el precio del coche el importe del cargador, lo que abarata considerablemente el paso a la movilidad 100% eléctrica.

VIVIENDA UNIFAMILIAR

Es el caso más sencillo ya que tanto la vivienda como el espacio de aparcamiento son de nuestra propiedad (o la tenemos alquilada). Podemos optar por utilizar un enchufe convencional, pero los tiempos de recarga serán muy largos y, de cualquier forma, un técnico especializado debe revisar la instalación. En este caso, instalar un cargador no supone ningún inconveniente ya que se conecta con la red eléctrica de la vivienda y con el contador existente. Únicamente habrá que elegir un Plan eléctrico que se ajuste a las necesidades de la casa y de la recarga del vehículo.

PLAZA EN PROPIEDAD EN GARAJE COMUNITARIO

Esta es la situación más habitual para la mayoría de los propietarios. En 2009 la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal eliminó la necesidad de someter la instalación de un punto de recarga a la aprobación de la comunidad de propietarios. Desde entonces, solo es necesario informar por escrito a la comunidad de la intención de realizar esta instalación en nuestra plaza de parking. Nuestro cargador se conectará directamente con el contador de nuestra vivienda para lo que será necesario realizar la instalación pertinente.

En el caso de que haya al menos dos propietarios interesados en contar con un cargador en un mismo aparcamiento comunitario, Iberdrola ofrece la instalación común necesaria para todo el cableado, desde el cuarto de contadores a las plazas de garaje, con un coste hasta 6.000 euros. Si dicha instalación fuese de un importe superior, la comunidad o los interesados deberán abonar todo lo que sobrepase esos 6.000 euros. La oferta incluye el cargador Pulsar Plus con un precio de 990 euros + IVA.

INSTALACIÓN EN PLAZA EN PROPIEDAD EN GARAJE COMUNITARIO

PLAZA ALQUILADA

Cuando tenemos una plaza de garaje alquilada fuera de nuestra vivienda o comunidad y no tenemos contador ni suministro eléctrico propio, también podemos contar con una solución de Iberdrola. Lo primero que debemos hacer es hablar con el propietario para que solicite los permisos. Iberdrola ofrece a la comunidad donde esté la plaza la posibilidad de hacer una preinstalación igual que si fuésemos los propietarios. Como no somos los dueños de la plaza tendríamos que instalar un contador propio para el suministro y el consumo eléctrico de nuestro cargador en esa plaza de garaje de alquiler. Y si la plaza alquilada está en el mismo edificio que tu vivienda puedes conectarte al miso contador.

PLAZA EN GARAJE DE RESIDENTES

Esta es la situación aparentemente más compleja, pero para la que en Iberdrola también tenemos una solución sin complicaciones para el usuario. En este caso, la propiedad de la plaza de aparcamiento suele ser por determinados años, pero el usuario no es el propietario final. Para esta situación y siempre que haya varios interesados en un mismo aparcamiento de residentes, Iberdrola da de alta un único punto de suministro con toda la potencia posible en la zona, normalmente entre 100 y 150 kW, al que se conecta cada usuario para la recarga de su vehículo.

Así, la oferta incluye el cargador Pulsar Plus (990 euros + IVA) y dos posibilidades para la facturación del suministro eléctrico, una de tarifa plana por 29 euros al mes que incluye todo el consumo entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana. Una segunda opción con una cuota de 15 euros mensuales y un precio de 5 céntimos el kilowatio entre las 12 de la noche y las 8 de la mañana y de 20 céntimos en el resto de horario.

Ayudas oficiales, también para el punto de recarga

El Plan Moves III también incluye una ayuda hasta del 80% del coste total de la instalación de un punto de recarga, para particulares y autónomos. De la solicitud y tramitación de esta ayuda ante la Comunidad Autónoma correspondiente también nos encargamos en Iberdrola, para que el cliente ni siquiera tenga que preocuparse del complejo trámite burocrático que supone la solicitud de esta ayuda. Un incentivo más que puede permitirnos disponer de un punto de recarga propio con un precio realmente reducido.

Related