• Gas

Consejos para ahorrar en tu factura de gas

18 de febrero 2021

0 min de lectura

Si buscas formas de ahorrar en tu factura de gas te lo ponemos fácil. En Iberdrola te aconsejamos qué hacer para reducir tu consumo. ¡Adelántate al frío!

Consejos para ahorrar en tu factura de gas

ahorrar factura gas

Cuando estamos en casa, disfrutamos sintiendo el mayor confort posible. Durante la época invernal, el gas juega un papel fundamental para darnos ese calor que ayuda a pasar el invierno. Sin embargo, tendemos a pensar que esto puede traer consigo un incremento de las facturas. Afortunadamente, hay muchas formas de ahorrar en la factura del gas fácilmente, y la mayoría de ellas no supondrán un gran cambio en nuestro consumo ni estilo de vida. Así que si quieres empezar a ahorrar este invierno sigue leyendo, ¡En Iberdrola te lo contamos todo!

Motivos por los que podrías estar pagando de más

Si tienes la percepción de que estás pagando una factura desproporcionada a tu gasto puede que tengas razón. Por suerte, estás a tiempo de identificar el por qué, y así poder darle una solución fácilmente. Por ejemplo, podrías estar pagando de más porque se han producido cambios en tu vida que han incrementado el consumo sin que te des cuenta.

Cambios imperceptibles que aumentan el consumo

Pueden darse ciertas situaciones y cambios en nuestros hábitos que pueden provocar que nuestro consumo aumente sin darnos cuenta, aunque a priori hagamos el mismo uso del gas que siempre, es conveniente que tengamos en cuenta los siguientes puntos:

Diferencia estacional

La diferencia de temperatura a lo largo del año tiene un gran impacto en tu factura del gas, ya que el precio del gas es diferente en invierno que en verano.

Cambio de casa

Si te has cambiado de residencia y te has ido a una más antigua, es posible que las facturas aumenten aunque hagas el mismo uso del gas que siempre debido a que la estructura del nuevo edificio puede ser menos eficiente o no contar con el aislamiento térmico pertinente.

Cambios en el estilo de vida

Si has empezado a compartir piso o a teletrabajar desde casa, puede que notes un aumento en tu consumo habitual de gas por la sencilla razón de que pasas más tiempo en casa. Si este es el caso, eche un vistazo a los consejos que vienen a continuación para ponerle remedio.

Los mejores consejos para ahorrar en tu factura del gas

Abrígate más para encender la calefacción menos rato

¿Hace mucho frío de verdad, o sólo un poco? Una buena forma de ahorrar en la factura del gas es optimizar el uso de la calefacción. En resumidas cuentas: no la enciendas si no te hace verdadera falta. En lugar de ponerla alta para poder andar en manga corta en otoño e invierno, prueba a usar ropa calentita (manga larga, bata de estar por casa o zapatillas de invierno) y poner más mantas en el sofá y en las camas y evitar encenderla si no es completamente necesario. No solo ahorrarás dinero sino que además ¡te sentirás mucho más confortable!

Aísla bien la casa y sellala contra el frío

Tener un aislamiento adecuado en tu casa puede ayudarte a mantenerla caliente en el invierno y fresca en el verano, y podría reducir tus facturas del gas a la mitad. Comprueba los cierres y marcos de puertas y ventanas y sella con silicona aislante cualquier hueco o grieta que pueda estar dejando salir el calor y entrar el frío.

Otro consejo es intentar contener el calor en las áreas de la casa que realmente necesitas que estén cálidas, lo cual puedes conseguir cerrando las puertas de las habitaciones que no vayan a estar en constante uso, como por ejemplo el baño, la cocina o los pasillos. Esto evita que el sistema de calefacción trabaje demasiado para calentar un área más grande y ayuda a calentar las habitaciones y el salón usando menos gas y reduciendo tu factura.

Dúchate en vez de bañarte

Darte una ducha corta en lugar de llenar toda la bañera no solo beneficia al consumo de agua, sino también al del gas: al reducirse la cantidad de litros que se utilizan, el calentador también funcionará durante menos tiempo porque la cantidad de agua a calentar es menor, por lo que conseguirás consumir menos gas que si te dieras un baño en la bañera o una ducha excesivamente larga.

Reajusta el termostato

Ajustar los termostatos del calentador de agua y de la calefacción central podría ahorrarte un buen dinero en tu factura del gas, especialmente en los meses de invierno. Bajando ambos termostatos un par de grados, los sistemas de calefacción no necesitarán tanto gas para alcanzar el nuevo ajuste y no notarás una gran diferencia en la temperatura del agua.

Otra opción si quieres ahorrar dinero en gas a largo plazo pero no quieres andar cambiando el termostato manualmente es instalar uno programable. De esta forma, podrías establecer un horario para la calefacción de manera que no consuma gas cuando estés fuera de casa o en las horas a las que sepas que no necesitarás utilizarlo.

Apaga el gas de vez en cuando

Una forma fácil de reducir tu factura de gas es cerrarla cuando no vayas a estar en casa un tiempo, por ejemplo, durante un fin de semana de viaje o las semanas de vacaciones. De esta manera, el gas no se desperdicia calentando agua que no se va a utilizar.

Si además de estos consejos quieres saber qué plan está hecho para ti y tus hábitos de consumo, y así lograr que el ahorro en la factura del gas sea aún mayor, en Iberdrola te ayudamos a conseguirlo. Contamos con el Plan Gas Hogar, el plan perfecto para ayudarte a ahorrar si consumes menos de 50.000 kWh/año. Además, es un plan sin permanencia, con facturas electrónicas y precios estables para que no te lleves sorpresas. Además podrás controlar tu consumo en todo momento con nuestra app. ¡Adelántate al frío y empieza a ahorrar en tu factura de gas desde hoy!

Related