• Energia

¿Cuál es la temperatura ideal a la que debe estar tu hogar?

08 de abril 2021

3 min de lectura

En Iberdrola te contamos todos los consejos necesarios para que disfrutes de una temperatura de confort en tu hogar, y obtener un mayor ahorro energético.

¿Cuál es la temperatura ideal a la que debe estar tu hogar?

Estar a gusto en casa es una de las mejores sensaciones que puedes tener. Para ello, hacen falta una serie de factores indispensables. Y, uno de ellos, es poder disfrutar de una temperatura agradable. Tanto la calefacción como la climatización deben estar equilibradas en su justa medida para disponer de la temperatura ideal en una casa.

No obstante, tal vez la temperatura ideal en el hogar puede ser variable. Hay personas que son más frioleras que otras y necesitan contar con unos grados más de calefacción. Sin embargo, independientemente de tus gustos, en Iberdrola te queremos contar los baremos en los que debe situarse la temperatura de la vivienda para disfrutar de un mayor ahorro energético.

¿De qué depende la temperatura ideal en una casa?

Es muy importante fijar la temperatura ideal en una casa con unos valores estables. Solo así podrás disfrutar de un ambiente cómodo y agradable y tu bolsillo no se verá afectado con los precios de la factura energética. Sin embargo, esta temperatura ideal puede ser en muchos casos variable y depender de múltiples factores.

Algunos de estos factores podrían ser los siguientes:

  • Tipo de vivienda y su distribución.
  • Número de personas que vivan en la casa.
  • Los sistemas de calefacción y climatización que haya instalados.
  • El aislamiento térmico de la vivienda.
  • La zona geográfica en la que se encuentre.

Todos estos factores pueden incidir en que la temperatura ideal pueda cambiar. Sin embargo, debemos siempre establecer un valor fijo en la temperatura de casa. A medida que adquieras este hábito, tu cuerpo se adaptará y te sentirás mucho más cómodo. Habrás conseguido habituarte a lo que se denomina como temperatura de confort.

pareja en sofa

La temperatura ideal de una casa por épocas del año

La temperatura ideal de una casa puede depender de una serie de factores. Uno de los más importantes es la estación del año en la que te encuentres. Aquí entran en juego dos parámetros fundamentales: la temperatura exterior y la humedad relativa. La temperatura exterior incidirá en el hecho de que tengas más frío o más calor, mientras que la humedad relativa provocará que tengas una sensación térmica más fría o más caliente.

Lo ideal en todos los casos es disfrutar de una temperatura en casa que sea agradable y que te garantice el máximo ahorro energético posible. Las temperaturas que se ofrecen como ideales para una vivienda son las que brinda el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Verano

En verano, debes tener siempre presente la siguiente máxima: por cada grado que bajes la climatización del hogar, la factura energética se incrementará en un 8%.

Esto va a repercutir en tu consumo durante los meses de verano, pero además puede ser perjudicial para tu salud si vives en una zona muy calurosa, ya que te enfrentarás a cambios bruscos de temperatura constantes.

La temperatura ideal de una casa para el verano debe oscilar entre los 25 y los 26 grados centígrados. Hay quienes consideran que puede ser un poco elevada. Pero esa sensación solo la tendrás al principio. A medida que el cuerpo se aclimata, comprobarás que se trata de una temperatura muy agradable.

La diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la casa debe ser de unos 6-12 grados aproximadamente. De esta forma, los cambios de temperatura al salir a la calle y entrar en casa no serán tan bruscos y tu salud no se resentirá tanto en verano.

Invierno

La temperatura ideal de una casa en invierno debe oscilar entre los 21 y los 23 grados centígrados de día y los 17 grados de noche. No obstante, en zonas en donde haga mucho frío en el exterior (especialmente en lugares de montaña), la calefacción se puede subir hasta los 22-24 grados de día y los 18-20 grados de noche.

Esta temperatura debe estar acompañada de una humedad relativa que se sitúe en torno al 40%-50%. Los especialistas recomiendan que la humedad no esté nunca en una casa por debajo del 20% ni por encima del 60-%-70%. En ambos casos, tu salud puede verse perjudicada, sobre todo si padeces problemas de piel o en las vías respiratorias.

Niños pequeños en casa

Hay que dedicarle un apartado especial a aquellas familias que tienen niños pequeños o bebés en casa. En estos casos, la temperatura ideal en una casa debe situarse entre los 22 y los 24 grados de día y los 18 y 20 grados de noche. Unas cifras, por tanto, un poco más altas que las anteriores para conseguir la temperatura de confort que necesitan los más pequeños.

madre hijos

¿Cómo conseguir la temperatura ideal de una casa?

Hay diversas recomendaciones que puedes seguir para disfrutar de la temperatura ideal en el hogar. En este sentido, es muy importante que revises el aislamiento térmico de la vivienda. En ocasiones, a pesar de tener la calefacción puesta a la temperatura adecuada, la sensación de frío sigue siendo alta. Esto será debido a un aislamiento deficiente, ya que al aire caliente de las estancias se escapa hacia el exterior y deja entrar el aire frío de la calle.

Un consejo que puedes tener en cuenta es encender la calefacción durante el día para que, por la noche, la casa se mantenga caliente. Pero si pasamos gran parte del día fuera de casa, puedes hacer lo contrario: encender la calefacción de noche para que el calor acumulado se conserve.

Por último, es fundamental el uso de termostatos para regular la temperatura ideal en una casa. El termostato te permitirá tener siempre la temperatura estable y podrás controlar mucho mejor el gasto energético. En Iberdrola ponemos a tu disposición el Termostato Smart, que es un termostato inteligente que se instala en tu hogar y te permitirá controlar y programar desde tu móvil la temperatura de tu hogar estés donde estés.

termostato

Mantener constante la temperatura ideal en una casa te permitirá disfrutar de una vivienda mucho más agradable. Pero, al mismo tiempo, conseguirás así un mayor ahorro energético y la salud de los tuyos no se resentirá.

Related