• Energia

Nueva clasificación energética de los electrodomésticos

29 de abril 2021

3 min de lectura

Te mostramos las novedades sobre la nueva etiqueta energética de los electrodomésticos que ha entrado en vigor a partir de marzo de 2021. ¡Descúbrelo aquí!

Nueva clasificación energética de los electrodomésticos

Las etiquetas energéticas indican a los consumidores cuáles son los electrodomésticos que gastan más o menos electricidad. Estas etiquetas se hallan, a modo de pegatina, en cada aparato para promover el ahorro energético. A partir del pasado 1 de marzo, contamos ya con una nueva clasificación energética de los electrodomésticos.

Las nuevas etiquetas energéticas están reguladas a partir de la normativa europea. Es por esto por lo que todos los electrodomésticos de la Unión deben llevar de forma obligatoria esta nueva identificación. Es una manera rápida y segura de saber cuáles son los electrodomésticos más eficientes del mercado.

etiquetado

Las nuevas etiquetas de eficiencia energética de los electrodomésticos

La nueva clasificación energética de los electrodomésticos se seguirá basando en una escala promovida por el Índice de Eficiencia Energética (EEI). La diferencia más importante con respecto al etiquetado anterior es que ya solo aparecerán letras, de la A a la G, por lo que se suprime el símbolo “+” que aludía a una subcategoría dentro de cada letra.

Además, hay cambios significativos en lo que respecta a la imagen visual. Ahora aparece también un código QR en la parte superior derecha. Este código lo podrás escanear con tu móvil para que aparezcan en el dispositivo todos los datos de eficiencia energética del electrodoméstico.

Los niveles de eficiencia de las nuevas etiquetas son 7, de la A a la G (siendo los electrodomésticos marcados con la A los más eficientes y los que llevan la G, los menos). La A quedará para los nuevos electrodomésticos que aparezcan en el mercado con nuevas funciones de ahorro energético más avanzadas. Asimismo, los aparatos que hasta ahora aparecían clasificados como A+++ pasarán a la categoría C, mientras que los clasificados como A+ irán a la clase D.

Estos niveles se seguirán mostrando a partir del semáforo de colores que visualmente facilita su identificación. Bajo el nivel aparece en cada etiqueta el consumo energético del aparato en kWh y/o kW al año.

Los nuevos pictogramas en el etiquetado energético

El último apartado de las etiquetas corresponde a los pictogramas. Estos harán alusión a características específicas de cada electrodoméstico:

  • Lavadoras: consumo energético en función del programa Eco 40-60; también se indica la emisión de ruido.
  • Lavadoras-secadoras: también se usa el programa Eco 40-60 y se muestra el consumo de energía en kWh para 100 ciclos de lavado.
  • Lavavajillas: la clase de eficiencia energética se determina con el programa Eco, expresándose el consumo de energía en kWh por cada 100 ciclos de limpieza.
  • Frigoríficos y congeladores: aparece el tipo de electrodoméstico, su temperatura ambiente y el consumo de energía en kWh anuales.
  • Televisores, monitores y pantallas: la eficiencia de los kWh se calcula en función del tamaño de la pantalla.

Lo que indican estos pictogramas, pues, es el nivel de eficiencia energética que tendrá cada electrodoméstico en función del uso que se le vaya a dar. De esta manera, se puede abarcar un abanico de información más amplio para que el consumidor pueda elegir el aparato que mejor se ajusta a sus necesidades.

etiquetado

¿Por qué cambiar el etiquetado de eficiencia energética?

Las etiquetas de eficiencia energética se incluyen como adhesivos en los electrodomésticos desde hace más de 25 años. La adaptación de la escala viene motivada, sobre todo, por la aparición de nuevos aparatos más eficientes y de bajo consumo. En cuanto a ahorro de energía, los electrodomésticos actuales poco o nada tienen que ver con los de hace 20 años.

Al mismo tiempo, a través de diversos estudios se ha comprobado que la motivación a comprar electrodomésticos más eficientes se da más en las etiquetas con escala A-G que con el anterior etiquetado.

 

¿Cuándo llega la nueva clasificación de los electrodomésticos?

Las nuevas etiquetas energéticas de la Comunidad Europea ya aparecen en diversos electrodomésticos desde el pasado 1 de marzo de 2021. Precisamente, ya las puedes ver en aparatos como lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, televisores, pantallas, monitores, etc.

Durante los primeros 15 días del mes, las nuevas etiquetas aparecerán junto a las anteriores. Pero a partir del 18 de marzo, la única etiqueta de eficiencia energética que llevará cada electrodoméstico será la actual.

No obstante, habrá que esperar hasta el 2022 para que el nuevo etiquetado aparezca en secadoras y aires acondicionados. Las etiquetas para lámparas, bombillas y otros sistemas de iluminación aparecerán en septiembre del 2021.

¿Se ahorra con el nuevo etiquetado de los electrodomésticos?

Lo lógico es que, con esta nueva clasificación, y al disponer de una mayor información, se logre ahorrar comprando el aparato más adecuado para cada uno. Es probable que un electrodoméstico más eficiente será más caro que uno que tenga un consumo energético más elevado. Pero también hay que tener en cuenta que un aparato menos eficiente te hará gastar más energía y tu recibo de la luz será más alto.

Es por eso por lo que, si bien la inversión inicial puede ser mayor, a corto-medio plazo vas a ahorrar si compras un electrodoméstico eficiente. Un aparato de este tipo es siempre muy rentable, sobre todo si le vas a dar mucho uso. Sin embargo, cuando hablamos de un frigorífico, una lavadora o un televisor, aparatos que son de uso diario, sí resulta necesario comprobar la nueva etiqueta energética para obtener un mayor ahorro económico y de energía en el hogar.

Así mismo, este nuevo etiquetado permitirá reducir el impacto medio ambiental y las emisiones, ya que se estima que con este nuevo etiquetado junto con otro tipo de medidas ecológicas que también van a entrar en vigor, se consigan unos ahorros de hasta 167 teravatios hora (TWh) anuales para toda Europa en 2030.

La nueva clasificación energética de los electrodomésticos, en definitiva, ofrece a los consumidores una información mucho más clara y fácil de entender. Se simplifica la escala, pasando a los niveles de la A a la G, y se aporta además información adicional sobre la capacidad de almacenamiento, el consumo de agua que se requiere, el nivel del ruido, etc.

La lectura de las nuevas etiquetas es ya una realidad para que los usuarios podamos comprar los electrodomésticos que más nos permitirán ahorrar. Además, a través de nuestro servicio Asistente Smart de Iberdrola, podrás tener un mayor control del consumo estimado desglosado por categorías de electrodomésticos del hogar, y te ofrecemos nuestros consejos para ayudarte a conseguir ahorrar en tu factura.

etiquetado

Related