• Energia

¿Cómo optimizar el consumo del horno eléctrico?

15 de abril 2021

3 min de lectura

¿Sabrías cómo optimizar el consumo de tu horno eléctrico? ¡Entra ahora a nuestra web y echa un vistazo a esta guía para optimizar tus consumos!

¿Cómo optimizar el consumo del horno eléctrico?

potencia

El horno eléctrico es, probablemente, el último electrodoméstico en el que se piensa cuando se consideran las distintas posibilidades que existen para reducir el consumo energético en el hogar, ya que la idea de que tener un horno eléctrico supone un gran gasto porque consume mucha energía, está muy extendida. Sin embargo, es posible optimizar el consumo del horno eléctrico de forma sencilla y ahorrar en tu factura de la luz sin renunciar a este instrumento que ayuda a cocinar platos deliciosos, además de presentar muchas otras ventajas.

Si quieres conocer más técnicas y consejos de ahorro energético y ahorrar en tu factura de la luz, consulta nuestra sección de ahorro energético. ¡Podrás encontrar una gran variedad de posts con consejos útiles a la hora de ahorrar en tu factura de la luz, además de información y noticias sobre energía!

Ventajas del horno eléctrico

El horno eléctrico es un aliado indispensable en las cocinas de todos los hogares . Y es que, si se le da un correcto uso, puede aportar grandes ventajas no solo para tus recetas, sino también para tu economía. Los hornos eléctricos de hoy en día tienen un consumo muy eficiente de energía, pero eso sí: es indispensable seguir ciertas normas para conseguirlo.

Dentro de las ventajas de este electrodoméstico, encontrarás que funciona a toda velocidad. El precalentado se efectúa en un breve período de tiempo. Además, dependiendo del modelo que elijas, el calor se distribuye de manera muy eficaz , por lo que el tiempo de preparación de tus alimentos será más rápido; en consecuencia, no tendrás que tenerlo funcionando durante largos períodos de tiempo.

Si acabas de mudarte a una nueva casa o piso y este no cuenta con un horno convencional, y estabas acostumbrado a cocinar con uno, te recomendamos que consideres hacerte con un horno eléctrico . Hay de todos los tamaños en el mercado y no ocupará demasiado espacio en tu cocina. Además, si vuelves a cambiar de domicilio, podrás transportarlo con facilidad.

¿Cómo escoger un buen horno eléctrico?

Para escoger un horno eléctrico, debes de tener en cuenta todas las necesidades de tu familia . El número de comensales y el volumen de alimentos, así como la frecuencia con que lo utilices, son determinantes al momento de elegir el horno eléctrico.

Es muy importante tener en cuenta además, las especificaciones técnicas de cada modelo y comparar unos con otros. Aquí es donde encontrarás información sobre el consumo de energía, las funciones específicas de calentamiento o su capacidad de cocción, además de verificar que tenga una etiqueta de eficiencia energética. Por lo tanto, podrás ahorrar considerablemente en tu factura de la luz.

El etiquetado de eficiencia energética debe ser visible, puesto que es obligación de los fabricantes informar a los compradores sobre el consumo de energía del horno eléctrico, así como de cualquier otro electrodoméstico.

potencia

Trucos para optimizar el consumo de un horno eléctrico

Cocinar por partes

Una de las claves para optimizar el consumo del horno eléctrico es cocinar por partes, o en porciones, cuando se quieren preparar piezas grandes de comida. Ten en cuenta que, si pones un trozo grande de carne o un pollo entero, es posible que el calor no se distribuya adecuadamente, lo que hará que debas tener el horno funcionando durante más tiempo y, por lo tanto, aumentará el consumo de energía.

Es recomendable trocear los alimentos y colocarlos en la bandeja del horno; así, el calor se distribuirá mejor y la cocción se realizará en poco tiempo. Y, aunque cocines por lotes, no satures el horno. No intentes llenarlo por encima de su capacidad porque, al final, terminarás necesitando más tiempo para preparar los alimentos.

Precocer algunos alimentos

Algo que te hará ahorrar tiempo y energía es precocinar algunos alimentos antes de meterlos al horno, como por ejemplo las verduras. Hay verduras que tardan más tiempo en hacerse que otras; por ello, las que requieren de largos períodos de cocción, se recomienda hervirlas antes durante unos minutos, únicamente para que pierdan la dureza inicial. Es muy importante también seguir la receta y utilizar el programa adecuado para el alimento que se va a preparar.

No abrir la puerta del horno con frecuencia

Uno de los errores más comunes de los propietarios de los hornos es que suelen abrir la puerta con bastante frecuencia para ver cómo va la cocción de los alimentos. Todos los hornos cuentan con una luz que se mantiene encendida mientras el electrodoméstico está en funcionamiento, por lo que puedes verificar fácilmente el estado de los platos sin necesidad de abrir la puerta más que cuando sea necesario como, por ejemplo, para hacer las tradicionales pruebas de palillo o cuchillo.

Cuando se abre la puerta del horno, el calor contenido en el interior se escapa, por lo que el horno tiene que redoblar el trabajo para intentar estabilizar ese calor perdido. Esto se traduce en un aumento del consumo de energía, pero también en un aumento de tiempo en la preparación de los alimentos.

Aprovechar el calor residual

Una manera de optimizar el consumo del horno eléctrico es aprovechando el calor del mismo. Es decir, apagarlo antes de terminar. Si compruebas el estado de la comida que se está preparando y consideras que le faltan solo unos minutos más para que esté listo, se recomienda apagar el horno en ese momento y dejar dentro los alimentos para que estos terminen de cocinarse con el calor contenido o residual del horno.

potencia

Utilizar todos los niveles del horno

Siempre que sea posible, es recomendable colocar distintos alimentos en los niveles que presenta el horno. Generalmente, los hornos eléctricos vienen equipados con 2 o 3 niveles que puedes utilizar a la vez para preparar varios platos a la vez. Ten en cuenta que la bandeja superior no se encuentre demasiado cerca del emisor de calor o, de lo contrario, los alimentos podrían quemarse.

Utensilios adecuados

Los hornos eléctricos vienen equipados con bandejas específicas para el modelo concreto de electrodoméstico. Por eso no es recomendable utilizar cualquier tipo de bandeja y, en caso de hacerlo, es mejor decantarse por las de color oscuro, de acero y que estén lacadas. En cuanto a los recipientes para el horno, siempre es mejor que utilices los de cristal, ya que preservan mejor el calor.

Mantenimiento del horno

La mejor manera de optimizar el consumo de los hornos eléctricos y de alargar su vida útil es seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto a su mantenimiento. El horno eléctrico debe colocarse en una superficie plana y abierta, de tal manera que reciba la ventilación adecuada, aunque tampoco es recomendable situar el horno en una habitación demasiado fría. Por supuesto, también es muy importante comprobar el estado del aparato frecuentemente, verificando que la puerta cierra de forma adecuada y que la bombilla no está averiada, haciendo las reparaciones precisas en caso necesario.

Y para terminar, si quieres llevar un mayor control del consumo de tu horno eléctrico, contratando nuestro servicio Asistente Smart de Iberdrola podrás conocer el consumo desglosado de tus electrodomésticos por categorías, y recibir notificaciones personalizadas de ahorro sin ningún tipo de instalación adicional.

Related