• Energia

Ocho trucos infalibles para ahorrar en la nueva factura de la luz

10 de junio 2021

3 min de lectura

Además de concentrar el consumo en las horas más baratas, conviene conocer algunos detalles de los aparatos eléctricos para evitar pagar de más

Ocho trucos infalibles para ahorrar en la nueva factura de la luz

Además de concentrar el consumo en las horas más baratas, conviene conocer algunos detalles de los aparatos eléctricos para evitar pagar de más

potencia

Con la aplicación desde el pasado 1 de junio de las nuevas tarifas de la luz, con precios por tramos horarios (https://www.iberdrola.es/luz/peajes), el consumidor, ya sabe a quéatenerse. Para que el nuevo sistema se traduzca en ahorro, se impone poner en práctica algunos cambios, tarea que resultará más sencilla si tienes en cuenta estos consejos.

Adapta el consumo al reloj

Es lo más evidente: consumir cuando la electricidad cuesta menos. Ello implica en algunos casos modificar hábitos. Por ejemplo, comer en horario europeo será más difícil, dado que la franja punta (la más cara) concluye entre semana a las dos de la tarde. Es a partir de ese momento cuando conviene encender la vitro, el horno o el microondas. Por las noches, es aconsejable poner el lavavajillas no antes de las diez (mejor aún después de medianoche). Y hacer la colada los fines de semana, con tarifas valle las 24 horas.

Evita el "stand by"

Esta función, habitual en los televisores, mantiene el dispositivo en reposo sin que llegue a desconectarse de la red. Pero lo que tiene de cómodo lo tiene de caro: un estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) halló que el modo "stand by" representa un 10,7% del consumo energético total de la vivienda.

Lavadora: saca la calculadora

Varios factores intervienen en el consumo de electricidad asociado a la colada. En 2015, un artículo publicado en International Journal of Engineering Research concluyó que cuando la carga de la lavadora aumenta hasta los 3 kg, el consumo de energía disminuye; a partir de 3 kg, se incrementa. Pero cuanto más lleno esté el tambor, menos lavados haremos al cabo del año. No es irrelevante: en los países de Europa occidental se realizan una media de 165 ciclos al año. Trata de no abusar del agua caliente: lavar con ella de forma habitual puede significar un consumo de 1.547 kWh al año, frente a los 103 kWh anuales si se empleara solo agua fría. Las lavadoras de carga frontal consumen menos agua y requieren menos energía para calentarla.

potencia

Tecnología LED, más económica que LCD

Según un estudio británico de 2019, un televisor LED de 42 pulgadas consume unos 80 W; uno con tecnología LED, 120 W; y uno de plasma, alrededor de 220 W. Los aparatos OLED consumen más que los LED, pero la diferencia no es significativa. Por otro lado, cuanto más grande es la pantalla, más consume el televisor. Aunque el gasto no solo depende del tamaño, sino también del ajuste del brillo: considera si es necesario que la pantalla te deslumbre.

Usa regletas.

¿Por qué deberías molestarte en comprar una regleta de enchufes cuando ya apagas tus dispositivos electrónicos? Como explica el Departamento de Energía de Estados Unidos, varios de estos siguen consumiendo energía incluso apagados (en modo de suspensión). Las regletas inteligentes pueden detectar cuando un dispositivo está en stand by, lo que contribuirá a ahorrar energía. Según el mismo organismo, ese consumo vampiro puede llegar a costar 100 dólares extra cada año.

potencia

Descarta el salvapantallas

Esta opción del ordenador gasta energía adicional, por lo que resulta más ventajoso configurar el dispositivo para que entre automáticamente en reposo después de 15 minutos de inactividad. El modo sleep (reposo) es preferible al de hibernación.

Revisa el aire acondicionado

Aproximadamente la mitad de la factura anual de energía de una casa (gas y electricidad) se basa en lo que se gasta en calefacción y aire acondicionado. Ajusta con mesura el termostato de tu aparato de aire acondicionado: cuanto menor sea la diferencia entre las temperaturas interior y exterior, menor será la factura total de refrigeración. Elegir una temperatura muy baja cuando llegamos a casa no enfriará el hogar más rápido pero sí derivará en gastos innecesarios.

No abras la puerta del horno

Cada vez que la abres, el horno pierde calor y necesita más energía para recuperar la temperatura. Lo asegura una guía de la Comisión Europea para el uso eficiente de este electrodoméstico. Aporta otros consejos, como precalentar el horno solo si así se especifica en la receta y cortar la comida en trozos pequeños para que se cocine más rápido.

Related