• Transporte

¿Qué tipo de baterías eléctricas se incorporan en los coches eléctricos?

24 de mayo 2021

3 min de lectura

¿Sabes qué tipo de baterías llevan los coches eléctricos? ¿Podrán tener una segunda vida? ¡Entra ahora a nuestra web y entérate de todo lo necesario!

¿Qué tipo de baterías eléctricas se incorporan en los coches eléctricos?

En la actualidad se pueden encontrar muchos modelos distintos de coches eléctricos, unos mucho más grandes que otros. Algunos modelos pueden recorrer más distancias gracias a la capacidad de su batería eléctrica, mientras que otros consumen mucha menos energía.

Estas baterías pueden ser de diferentes tipos, dependiendo del modelo que utilicen, y algunas son más eficientes que otras. Además, pueden tener distintos grados de degradación, aunque en general todas ofrecen una garantía de 8 años o 160.000km. Esta garantía compromete que la capacidad de las baterías sea superior a un porcentaje, normalmente, un 70%. Como todos estos datos son de vital importancia a la hora de elegir un coche eléctrico, vamos a mostrarte cuáles son las diferentes baterías eléctricas de coches que existen.

baterias-coches-electricos

Tipos de baterías eléctricas para coches

Batería de plomo-ácido Es el tipo de batería que llevan prácticamente todos los vehículos convencionales de combustión. Se utilizan para funciones de arranque, iluminación o soporte eléctrico.
Batería Ion litio Estas baterías son las más utilizadas a dia de hoy para los vehículos eléctricos. Funcionan con un electrolito de sal de litio y electrodos de litio, cobalto y oxígeno. El uso del litio permite conseguir mejores niveles de energía, mejora en la eficiencia, elimina el "efecto memoria", además de su facilidad y ausencia de mantenimiento a la hora de reciclar los desechos de la batería. Debido a su buena densidad energética, representan actualmente la mejor opción para montar en un coche eléctrico. A medida que avanzan las investigaciones, las fabrican con un amplio margen de mejora.
Batería Zinc-Aire Estas baterías, diseñadas por una compañía suiza, aún se encuentran en fase experimental, pero son más avanzadas que las baterías de Aluminio-Aire. Para generar corriente, estas baterías tienen que extraer el oxígeno de la atmósfera. Se caracterizan por tener un alto potencial energético, son fiables y capaces de almacenar el triple de energía que las baterías de Ion-Litio, en el mismo volumen y con la mitad del coste de adquisición de dicha batería.
Batería de Polímero de litio Esta batería es una variación de las baterías de Ion-litio, pero cuenta con algunas mejoras como, por ejemplo, una densidad energética mayor y una potencia más elevada. Son muy eficientes, ligeras y tampoco tienen efecto memoria. La desventaja que presentan, no obstante, es que son bastante caras en relación a su bajo ciclo de vida.
Batería de Aluminio-Aire También se consideran "pilas de combustible", porque se tienen que sustituir los electrodos de metal que están gastados por unos nuevos. Tienen una capacidad de almacenamiento de 10 veces más que las baterías de Ion-litio y una densidad energética que no se compara al resto. Es importante destacar que estas baterías no han tenido una gran aceptación en el mercado actual, debido a sus problemas de fiabilidad y recarga. Se encuentran en fase de desarrollo.
Batería LiFePO4 Estas baterías son similares a las baterías de polímero de litio, con la única diferencia que no usan el cobalto, por lo que cuenta con un nivel de seguridad mucho más alto y una mayor estabilidad. Entre sus otras ventajas se encuentran que tienen un ciclo de vida más alto y una mayor potencia eléctrica.

La segunda vida de las baterías eléctricas de los coches

Lamentablemente, las baterías eléctricas no duran para toda la vida, por lo que, pasado un tiempo, llegan a un punto donde no funcionan correctamente. Una vez que no funcionan, las marcas fabricantes de autos eléctricos las retiran y buscan un uso más eficiente (segunda vida), o desecharlas dentro de sus propios parámetros de seguridad, ya que son muy contaminantes para el medio ambiente debido al alto contenido de químicos que contienen.

Las grandes marcas de automóviles están colaborando con proveedores de sistemas de almacenamiento para buscar e implementar alternativas para darles una segunda vida a sus baterías eléctricas. De esta forma, se abrirán nuevas vías para facilitar la economía circular. La economía o energía circular se basa en reutilizar fuentes de energía ya empleadas anteriormente para otros usos, como por ejemplo para el alumbrado público, reciclaje para nuevos usos en vehículos eléctricos o energía para hogares y edificios. Estas son tan solo algunas de las iniciativas propuestas por las grandes empresas del sector automovilístico para sacar partido de las baterías eléctricas de los coches.

Uno de los casos más conocidos donde las baterías de los coches eléctricos fueron utilizadas para darles una "segunda vida" fue en el estadio de fútbol Johan Cruyff Arena de Holanda, el cual se ha convertido en el sistema de almacenamiento más grande de Europa. En dicho estadio son utilizadas baterías eléctricas provenientes de la empresa Nissan, que con la ayuda de 4.200 paneles solares suministran energía eléctrica al estadio.

En conclusión, las baterías eléctricas de coches pueden tener una segunda vida dependiendo del uso que le quieran dar las empresas fabricantes, pero la mayoría de ellas son para proporcionar energía eléctrica "limpia" a cientos de hogares. A medida que avanza la tecnología, se buscan nuevas implementaciones y nuevas formas donde puedan ser utilizadas los distintos tipos de baterías.

En Iberdrola apostamos por la movilidad sostenible, es por ello, por lo que te ofrecemos continuar con tus prácticas sostenibles con nuestro Plan Vehículo Eléctrico , que te permitirá ahorrar en tus mayores horas de consumo gracias a nuestro servicio de Smart Mobility.

baterias-coches-electricos

Related