• Transporte

¿Es posible mover nuestros coches eléctricos solo con la energía del sol?

10 of December 2021

0 min de lectura

Desde que los primeros automóviles eléctricos empezaron a rodar hace más de un siglo, la idea de alimentarlos con la energía del sol ha estado en la mente de creadores y de usuarios.

¿Es posible mover nuestros coches eléctricos solo con la energía del sol?

Desde que los primeros automóviles eléctricos empezaron a rodar hace más de un siglo, la idea de alimentarlos con la energía del sol ha estado en la mente de creadores y de usuarios.

¿Es posible mover nuestros coches eléctricos solo con la energía del sol?

Los techos solares con paneles fotovoltaicos ya hace años que se montan en algunos modelos para aportar algo de energía para los accesorios eléctricos como el equipo de sonido o el sistema de climatización. Pero la idea de un coche movido exclusivamente por la energía generada a través de los paneles fotovoltaicos montados en su carrocería es todavía algo imposible de llevar a un vehículo normal. Cada año se realizan competiciones, sobre todo entre universidades de todo el mundo, para construir el coche solar más eficiente, pero son prototipos inviables para un uso normal y sin ningún tipo de equipamiento de seguridad o confort, en los que el único ocupante debe viajar tumbado para conseguir una carrocería de la máxima aerodinámica.

A pesar de ello, ya hay varias empresas que anuncian el lanzamiento de vehículos "solares" para 2022 y 2023, aunque esa definición no es del todo cierta. En todos los casos se ha aprovechado al máximo la superficie de sus carrocerías para instalar paneles fotovoltaicos que generen la máxima energía, pero dicha energía no es suficiente para recargar sus baterías, de alrededor de 60 kWh y lo que hacen es aportar algo más de autonomía durante los desplazamientos, siempre y cuando se den las condiciones óptimas de sol incidiendo sobre sus paneles.

El más curioso de todos es el Aptera, un biplaza de tres ruedas con un diseño que se parece más a un avión que a un coche, ya que se ha tratado de conseguir la mejor eficiencia aerodinámica. El cliente puede elegir entre montar uno, dos o tres grupos de baterías de 50 kWh cada uno con lo que en el mejor de los casos, la autonomía llegaría a los 1.600 kilómetros con una sola carga.

Aptera

Según sus creadores, una empresa de San Diego en California, gracias a su reducido consumo por su ligero peso y favorable aerodinámica, los tres metros cuadrados de paneles solares que recubren su carrocería pueden aportar hasta 70 kilómetros de autonomía al día, con lo que un conductor medio no tendría que conectarlo a la red eléctrica para sus desplazamientos diarios. El precio del Aptera arranca en los 22.500 euros para la versión con las baterías de menor capacidad.

Desde Países Bajos llega otro modelo que ha acaparado mucha atención mediática, el Ligthyear One, mucho más cercano a la realidad aunque también con un diseño futurista. Cuenta con cuatro motores eléctricos montados directamente en las ruedas y su aerodinámica carrocería permite viajar a cuatro pasajeros en su interior. La firma anuncia una autonomía de 720 kilómetros con una sola carga de sus baterías de 60 kWh, lo que supone un consumo de 12 kWh a los 100 kilómetros. Según las especificaciones técnicas, los cinco metros cuadrados de paneles fotovoltaicos repartidos por toda su carrocería le proporcionan unos 3,4 kWh de energía diaria, con los que podría llegar a recorrer hasta 40 kilómetros solo con la energía producida por esos paneles. Toda esta eficiencia tiene un precio elevado, nada menos que 149.000 euros.

En la fábrica de la desaparecida marca sueca Saab se producirá a partir del año que viene el Sono Sion, un modelo que también promete una buena autonomía solar aunque su diseño tiene poco que ver con el de los dos modelos anteriores. Es un monovolumen con un estilo bastante sobrio. La firma sueca asegura que los siete metros cuadrados de paneles solares repartidos por toda su carrocería le proporcionarían unos 15 kilómetros autonomía diarios en un país nórdico como Suecia, que podrían llegar a los 33 kilómetros en condiciones más favorables como España. Su batería es de 54 kWh y la autonomía total con una sola recarga sería de unos 350 kilómetros. Las primeras entregas del Sono Sion están previstas para 2023, su precio es a partir de 25.500 euros y se pueden hacer reservar desde 500 euros.

Sono Sion

Queda claro que el "coche solar" como tal, alimentado solo por energía solar, no es viable a día de hoy y los paneles fotovoltaicos instalados en la carrocería solo pueden aportar, en condiciones muy favorables, algo de energía y autonomía extra para cortos desplazamientos o para ampliar la autonomía total.

Pérgolas fotovoltaicas, una buena idea con matices

Aprovechar cualquier superficie que reciba la luz solar para instalar paneles fotovoltaicos es una gran idea, pero depende de varias condiciones. Si vivimos en una casa unifamiliar y ya tenemos una instalación de paneles solares para la vivienda, el cargador de nuestro coche ya aprovecha esa energía que se genera para toda los aparatos eléctricos, incluido nuestro coche.

Pérgolas fotovoltaicas, una buena idea con matices

En el caso de que el aparcamiento esté fuera de nuestra casa y no se pueda conectar a la red eléctrica, la energía que producirán sus paneles dependerá de la eficacia de dichos paneles, de las horas totales de sol al día y de la superficie en metros cuadrados que instalemos. Si tomamos como ejemplo unos paneles solares de 1,95 m2 que generan 320 W a la hora y tenemos instalados cinco paneles de este tipo, unos 10 m2 (superficie media de una plaza de aparcamiento), con unas seis horas de sol en las que los paneles funcionan a pleno rendimiento, tendremos 320x5x6=9.600 W, es decir, 9,6 kWh al día será la energía generada por esos paneles haciendo un cálculo bastante optimista.

Un coche eléctrico medio tiene una batería de 50 kWh y un consumo de alrededor de 15 kWh a los 100 kilómetros, con lo que recargar por completo sus baterías solo con energía solar nos llevaría más de cinco días y la recarga de un solo día nos serviría para cubrir unos 60 kilómetros.

Related