• Sostenibilidad

Energía mareomotriz: qué es y cómo genera electricidad

07 de noviembre 2023

3 min de lectura

La energía procedente de las mareas ya se está empleando para producir electricidad de una forma limpia, renovable e ilimitada. Los expertos consideran que tiene algunas ventajas con respecto a otras fuentes verdes como la eólica.

Energía mareomotriz: qué es y cómo genera electricidad

La energía procedente de las mareas ya se está empleando para producir electricidad de una forma limpia, renovable e ilimitada. Los expertos consideran que tiene algunas ventajas con respecto a otras fuentes verdes como la eólica.

Energía mareomotriz: qué es y cómo genera electricidad

La alta demanda de electricidad, por un lado; y, por otro, la necesidad de reducir el uso de combustibles fósiles, a fin de neutralizar la emisión de gases de efecto invernadero, ha situado en primera línea de interés aquellas fuentes que la producen a partir de energías renovables. Dos de las modalidades más conocidas y empleadas son la energía solar y la eólica. Ambas son renovables, pues, como indica Naciones Unidas, "llegan a reponerse más rápido de lo que pueden consumirse". Pero aparte de luz del sol y viento, la naturaleza nos regala otras muestras de su inagotable potencia, susceptibles de convertirse en electricidad, como las mareas.

En estas se basa la energía mareomotriz, que como la solar y la eólica, además de renovable, es limpia e ilimitada. Aprovecha zonas del planeta donde el movimiento de las mareas es muy acentuado —donde hay una gran diferencia de nivel entre la marea alta y la marea baja—, para instalar generadores especiales que transforman la energía que producen dichas mareas en electricidad.

A priori, se antoja una panacea: si algo abunda en la Tierra son los océanos, siempre acompañados de su animado vaivén, lo que ha llevado a un grupo de científicos de varios países a afirmar que el potencial teórico de las tecnologías de energía oceánica supera con creces las necesidades energéticas humanas actuales y futuras.

Sólo en el Reino Unido la energía de las mareas podría suministrar electricidad a 15 millones de hogares, ahorrar 70 millones de toneladas de carbono y crear 16.000 empleos.

CÓMO SE GENERA ELECTRICIDAD CON ENERGÍA MAREOMOTRIZ

Getty Images

CÓMO SE GENERA ELECTRICIDAD CON ENERGÍA MAREOMOTRIZ

Para entender cómo generan electricidad, primero hay que explicar qué son las mareas: olas muy largas que se desplazan a través de los océanos y que son provocadas por la fuerza de atracción que genera, sobre todo, la luna (y, en menor medida, el sol). Es decir, en su continua rotación, la Tierra expone de cara a la luna una porción de sus océanos cuya agua se siente empujada hacia el satélite; ese movimiento, contrarrestado por la inercia de las aguas menos expuestas, es lo que genera las mareas alta y baja. Ese ciclo puede generar energía, pero, como puede suponerse, se precisan ciertas infraestructuras para obtenerla y aprovecharla.

Básicamente, la energía mareomotriz se consigue mediante la instalación de estaciones de turbinas con aspas, que recolectan la energía cinética de la masa de agua de forma muy similar a cómo lo hace una turbina eólica a partir de las corrientes de viento. Estas turbinas están conectadas a un generador o alternador de energía (TSG, siglas de todas stream generator) que transforma esa energía en electricidad. Por último, la electricidad se transporta a una central en tierra a través de cables.

A partir de ahí podemos hablar de varios tipos de estaciones de energía mareomotriz, que se establecen en función de dónde se ubican. Y dependiendo de dónde se ubique,el sistema tiene sus ventajas y desventajas. Entre estas últimas, las más destacables son el coste y el efecto sobre el ecosistema marino.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ENERGÍA MAREOMOTRIZ

Getty Images

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA ENERGÍA MAREOMOTRIZ

Lo más habitual hoy en día es instalar la central en medio de las corrientes, allí donde esas masas de agua fluyen rápidamente. Generalmente, esto ocurre cerca de la costa, en aguas poco profundas. También pueden crearse presas que, por así decirlo, delimitan una determinada superficie, de modo que, cuando sube la marea, unas compuertas se abren, dejando entrar el agua; cuando la marea alcanza su cénit, se cierran; dentro de la presa se consigue la energía. Por último, las turbinas pueden colocarse en lagunas, que son como presas, pero con diques que aprovechan barreras naturales.

El método más antiguo, desde luego, es el segundo. De 1966 data la central que sigue operando en el río Rance, en Francia, la primera mareomotriz del mundo, y que aprovecha tanto la energía de las mareas del Canal de la Mancha como la de la corriente fluvial del río. Genera 600 GWh de electricidad al año y abastece a 130.000 hogares.

Que sea la más antigua no quiere decir que sea la más eficiente. En el polo opuesto, la creación de lagunas es la modalidad más novedosa, por lo que actualmente aún hay pocos ejemplos: uno de ellos en China, en la frontera con Corea del Norte. Las primeras turbinas en corrientes se construyeron en la costa de Irlanda del Norte en 2007.

Las centrales que se construyen en corrientes son caras, pero tienen un impacto medioambiental menor, entre otras cosas porque las aspas de las turbinas giran lentamente, lo que minimiza el riesgo de que los peces queden atrapados. Pero son instalaciones complejas, de gran tamaño, que obstaculizan las mareas que intentan aprovechar.

Por su parte, el impacto de las lagunas es mínimo, pues apenas alteran el ecosistema. Las presas, por su parte, tienen un efecto negativo en fauna y flora; aquí las aspas se mueven a gran velocidad. Son, además, más caras que las que generan energía en las corrientes. Y pueden verse afectadas por la corrosión submarina y problemas de mantenimiento.

ENERGÍA MAREOMOTRIZ VS. ENERÍA EÓLICA

Con todo, en un momento en que se debate el impacto ambiental de algunos proyectos de energía eólica, la mareomotriz emerge como una ilusionante alternativa. En comparación con la energía del viento, la mareomotriz puede obtenerse de una manera más estable, ya que las mareas son más predecibles que los vientos.

Como dice un estudio de 2023, su energía se genera tanto de día como de noche, y en climas ventosos o tranquilos. La energía que proviene de las mareas es, además, más poderosa que la eólica, dado que el agua es más densa que el aire.

Además, al estar situados en gran parte bajo el agua, los generadores mareomotrices no ocupan tanto espacio que en la tierra podría estar dedicado a la agricultura o a los hábitats naturales.

ENERGÍA MAREOMOTRIZ VS. ENERÍA EÓLICA

Getty Images

En cualquier caso, las distintas modalidades se pueden combinar con mejores resultados que por separado. Según un estudio de la Universidad de Plymouth, la instalación de sistemas de corrientes de marea, junto a parques solares y eólicos marinos es alrededor de un 25% más eficaz para equilibrar la oferta con la demanda que depender únicamente de tecnologías solares y eólicas.

Sin embargo, la energía mareomotriz, aunque comporta costes de mantenimiento menores, es actualmente más cara, con costos de capital iniciales de alrededor de 0,40 dólares/kWh que superan los 0,045 dólares/kWh de la energía solar.

Aunque la explotación de este recurso natural para generar electricidad aún está en fase de crecimiento, hay una apuesta clara por gobiernos y empresas por aprovecharlo lo más posible de aquí a pocos años. Se prevé que en 2050 se hayan construido 100 gigavatios de capacidad de producción en Europa, suficiente para proporcionar electricidad a 76 millones de hogares del continente.

Related