• Luz

Estoy de mudanza: qué debo hacer para tener luz y gas en mi nuevo piso

07 of June 2022

0 min de lectura

Dependiendo de si la nueva vivienda dispone de suministro o no, estos son los sencillos pasos que debes seguir para contratarlo con Iberdrola.

Estoy de mudanza: qué debo hacer para tener luz y gas en mi nuevo piso

Dependiendo de si la nueva vivienda dispone de suministro o no, estos son los sencillos pasos que debes seguir para contratarlo con Iberdrola.

Cómo dar de alta la luz y el gas después de una mudanza

Enfrascarse en una mudanza es, por un lado, muy apetecible, por la ilusión de habitar un nuevo hogar. Pero también supone un trámite engorroso. Según una encuesta de la inmobiliaria estadounidense Yopa, trasladarse de casa es más estresante que divorciarse. El 60% de las personas pospone sus mudanzas por miedo al estrés. Por eso, todo lo que sea simplificar la operación es bienvenido. Y una de las cosas más sencillas en el proceso es contratar o realizar el cambio de titularidad de la luz y el gas.

La información que tienes que facilitar siempre para contratar con Iberdrola es muy poca y sencilla, el DNI del titular, el Número CUPS (códigos alfanuméricos que identifican la vivienda para la red de luz y para la red de gas. Podrás consultarlos llamando a tu distribuidora o en una factura anterior si dispones de ella) y el número de cuenta bancaria donde quieres domiciliar las facturas.

Dependiendo de si dispone o no de suministro, estos son los pasos a seguir para disponer de luz y gas con Iberdrola en tu nueva vivienda al hacer la mudanza:

pasos a seguir para disponer de luz y gas con Iberdrola en tu nueva vivienda al hacer la mudanza

1. - Me mudo a un piso sin suministro.

Lo primero que hay que hacer es solicitar un alta nueva para el suministro del nuevo piso. En caso de que sea una vivienda de nueva construcción es posible que la promotora disponga ya del boletín (Certificado de Instalación Eléctrica) y debería habérselo entregado a la distribuidora. Si la vivienda no es de nueva construcción, normalmente no deberíamos necesitar el boletín.

Si la vivienda nunca ha tenido servicio de luz o lleva más de tres años de baja podría ser necesario solicitar a la distribuidora la apertura de Expediente de Acometida (un trámite cuyo precio está regulado y se calcula en función de las características de la vivienda) y, además, será necesaria la tramitación de un certificado de instalación eléctrica, que acredita que la misma se encuentra en prefecto estado (el precio de este certificado depende de la empresa instaladora, de las dimensiones de la vivienda, del tipo de instalación y de las tasas de la Comunidad Autónoma; cuesta de media unos 150 euros).

En cuanto al gas, tendremos que contactar con la distribuidora de la zona para que realicen las gestiones técnicas pertinentes y también será necesario solicitar un Certificado de Instalación Individual de Gas, que acredite que dicha instalación se ha realizado de acuerdo a la normativa vigente y está preparada para recibir el servicio (su precio oscila entre los 90 y los 150 euros).

Una vez que disponemos de esta información, ya podremos llamar a Iberdrola para contratar. El alta nueva puede realizarse vía telefónica o pedir cita previa para acudir a uno de nuestros puntos de atención. El plazo máximo aproximado para contar con luz en el nuevo domicilio es entre 8 y 16 días naturales y en gas de 23, desde que se solicita a Iberdrola la contratación.

pasos a seguir para disponer de luz y gas con Iberdrola en tu nueva vivienda al hacer la mudanza

2. - Me mudo a un piso con suministro.

Si el contrato de la nueva vivienda está ya con Iberdrola, el proceso es tan fácil como realizar un cambio de titularidad, que no implica coste alguno, pues el suministro ya está dado de alta. Para realizar la gestión sería preciso contar con una factura del titular anterior, donde consten los datos del contrato. El cambio de titularidad suele hacerse efectivo entre 24 y 48 horas después de ser solicitado.

Si el contrato actual no está con Iberdrola, habría que hacer un cambio de comercializadora. Esto pasa por facilitar a Iberdrola nuestro DNI, el CUPS y un número de cuenta para domiciliar las facturas (el cambio suele hacerse efectivo en un periodo aproximado de una a dos semanas). Tanto el cambio de titular como el de comercializadora podemos realizarlos por vía telefónica ) o pidiendo cita previa para acudir a uno de lo puntos de atención de Iberdrola.

En ambos casos, hagas la mudanza a un piso con o sin suministro, cuando abandones tu antigua vivienda no te olvides de gestionar los contratos de luz y gas de la misma. En este caso tienes dos opciones: dar de baja el anterior contrato si la vivienda se va a quedar desocupada, o realizar el cambio de titularidad del mismo si un nuevo inquilino va a habitar el antiguo piso. De nuevo, estamos a tu disposición para ayudarte e informarte en este proceso a través de una llamada telefónica o acudiendo a un punto de atención.

Related