• Luz

¿Qué tipos de cables eléctricos hay y qué significa su color?

19 nondik maiatza 2021

0 min de lectura

¿Quieres conocer qué tipos de cables eléctricos existen y cuál es la diferencia según el color que sean? No te pierdas el siguiente post.

¿Qué tipos de cables eléctricos hay y qué significa su color?

Los cables son cordones, generalmente engrosados, que contienen uno o distintos tipos de conductores que, a su vez, están aislados entre sí mediante forros, fundas o envolturas.

Específicamente, los cables eléctricos tienen como función principal la transmisión de electricidad, es decir, se emplean a modo de “vías” para el recorrido de este tipo de energía. Por esta razón, están elaborados con materiales que poseen gran nivel de conductividad, como el cobre y el aluminio, siendo este último el de coste menos elevado.

tipos de cables

Estructura básica de los cables

La estructura básica de los cables eléctricos de baja tensión no es compleja, y usualmente está conformada por los siguientes cuatro elementos:

  • Conductor o alma conductora: se compone de los elementos que conducen la electricidad, principalmente hechos de cobre o aluminio.

  • Aislante: su función principal es cubrir al conductor o alma conductora, y está elaborado de materiales con conductividad nula, como el plástico, lo que evita que la corriente eléctrica circule por el exterior del cable. En otras palabras, crea una barrera entre la corriente que procede de los conductores y el medio externo, protegiendo tanto la propia instalación eléctrica como a aquellos que tengan que manipular la misma.

  • Capa de relleno: es un elemento se encuentra entre el conductor y el aislante. Se encarga de cubrir al conductor eléctrico, rellenando espacios sobrantes con el objetivo de darle una apariencia circular y homogénea al cable.

  • Cubierta protectora: es la capa o estructura más externa del cable, y como su nombre indica, se encarga de proteger el interior del cable ante factores externos. Estas cubiertas, generalmente, están elaboradas con materiales como el nylon, aunque también se emplean otros materiales más rígidos y resistentes, como el acero o latón, si el conductor está mucho más expuesto a la intemperie. En algunos casos, el aislante sustituye a la cubierta protectora, lo que implica cumplir con ambas funciones.

Los materiales empleados en las estructuras varían de acuerdo al tipo de cable de que se trate, el uso concreto que se le vaya a dar y la ubicación donde radique la instalación eléctrica en cuestión.

tipos de cables

Tipos de cables eléctricos

Hay una gran variedad de cables en el mercado, y estos pueden ser clasificados en base a muchas variantes, como la tensión, los materiales con los que fueron elaborados o su uso. Dentro de los distintos tipos de cables, estos son algunos de los más comunes:

  • Cable unipolar: está formado por un único hilo conductor.

  • Cable multipolar: a diferencia de los unipolares, estos poseen dos o más hilos conductores.

  • Cable flexible: poseen alambres finos dentro de su estructura, y esto les permite deformarse fácilmente (de ahí su nombre), ya que pueden doblarse sin romperse. Esto lo convierte en uno de los cables más empleados.

  • Cable coaxial: dentro de su estructura se encuentra un núcleo de cobre, que está recubierto y protegido por un aislante dieléctrico. Dicho aislante también posee un tejido de cobre que lo recubre, además de tener una capa protectora final de plástico que lo protege contra los agentes externos.

  • Cable trenzado: está conformado por pares de cables aislantes que, a su vez, se entrelazan y forman una trenza.

  • Cable dúplex: estos cables tienen como función suministrar energía a los artefactos eléctricos que trabajan con baja tensión. Contienen dos conductores de cobre que cuentan con aislante PVC.

  • Cable multiconductor: está formado por más de un núcleo, lo que se traduce en tener más de un conductor aislado de forma individual. También incluye un aislante adicional que aumenta la seguridad del cable.

  • Cable blindado: son empleados para el suministro de energía eléctrica, casi siempre formados por un cable de tierra, uno neutro y otro de fase, por donde circula la corriente. Estos tres cables están revestidos metalicamente.

  • Cable de construcción no metálico: están formados por un conjunto de cables que poseen aislantes termoplásticos, además de disponer de un cable pelado que permite la conexión a tierra.

 

tipos de cables

Colores de cables eléctricos: ¿qué significan?

Probablemente te has dado cuenta de que los cables eléctricos tienen distintos colores. Esto, más que un parámetro estético, se utiliza como medio para indicar la función del cable, lo cual te puede ayudar a la hora de realizar una instalación eléctrica, pues te indica la utilidad de cada uno de ellos.

A pesar de no ser el caso más común, podrás conseguir cables del mismo color en determinadas instalaciones y, en ese caso, todos pueden ser empleados de la misma manera, porque cumplen la misma función.

En un sistema eléctrico monofásico, que presenta una sola corriente o fase, se pueden percibir los siguientes colores:

  • Cable verde y amarillo: este cable es de toma de tierra, anteriormente eran identificados con el color blanco o gris. Cuando se originan fallos en el sistema eléctrico, este cable cumple la función preventiva de desviar la energía, disminuyendo las posibilidades de que ocurra una electrocución mientras se manipula el cableado.

  • Cable azul: es un cable neutro. En la década de los 70 se identificaba con el color rojo.

  • Cable blanco: este color identifica a cables neutrales y también funcionan como tomas de tierra. Sin embargo, únicamente se conectan al transformador para el retorno de la energía. La utilización de este color suele estar vinculado a parámetros estéticos, sobre todo cuando se realizan instalaciones en las que va a verse exteriormente el cable.

  • Color negro, gris o marrón: son cables de fases. Normalmente, la elección de uno de estos colores está relacionada con factores estéticos, de forma similar a lo que ocurre con los cables blancos.

  • Cables de colores: estos cables son de corriente o carga, y el más empleado es el cable de color rojo. Los cables de colores brindan practicidad en las instalaciones que conllevan una cantidad considerable de cables, puesto que resulta mucho más sencillo reconocerlos e identificar el lugar correcto en el que van conectados. Estas consideraciones no aplican sobre los cables de colores que poseen rayas.

  • Cables de colores con rayas: poseen gran similitud con los cables blancos, puesto que también son neutrales. Además, sirven como guía para identificar la relación que existe entre los cables de colores y los neutrales.

Y ya para terminar, en caso de avería en la instalación eléctrica o de electrodomésticos en el hogar, en Iberdrola ponemos a tu disposición nuestro servicio Protección Eléctrica Hogar, que te permitirá tener cubiertos los gastos de reparación y disponer de una asistencia 24/7.

Temas relacionados