• Sostenibilidad

Vacaciones sostenibles: los destinos 'smart' más respetuosos con el medio ambiente

20 de julio 2021

3 min de lectura

Los viajeros ya no solo demandan entornos idílicos o de vibrante actividad cultural. Muchos enclaves turísticos se están adaptando, a través de la tecnología, para estar en sintonía con la creciente preocupación por el cuidado del planeta.

Vacaciones sostenibles: los destinos 'smart' más respetuosos con el medio ambiente

Los viajeros ya no solo demandan entornos idílicos o de vibrante actividad cultural. Muchos enclaves turísticos se están adaptando, a través de la tecnología, para estar en sintonía con la creciente preocupación por el cuidado del planeta.

los destinos smart más respetuosos con el medio ambiente

Vivimos tiempos marcados por trepidantes avances tecnológicos, al tiempo que por una creciente sensibilización por el medio ambiente. Ambas tendencias se dan la mano en el concepto de smart cities: ciudades sostenibles a través de la ciencia. La Comisión Europea las define como lugares "donde las redes y servicios tradicionales se vuelven más eficientes con el uso de soluciones digitales en beneficio de sus habitantes y empresas".

Una ciudad inteligente va más allá del uso de tecnologías digitales para un mejor uso de los recursos y menos emisiones: promueve mejores instalaciones de suministro de agua y eliminación de desechos, equipos de iluminación más eficientes, desarrollo de zonas verdes... También apunta a una administración de la ciudad más interactiva y receptiva, espacios públicos más seguros y planes para satisfacer las necesidades de una población que envejece.

Son diversas las áreas, por tanto, por las que una ciudad puede ser considerada smart. Entre ellas, la apuesta por fuentes de energía renovables ocupa lugar preferente. Líneas de transporte urbano eléctrico, sistemas de calefacción electrificados o la obtención directa de energía mediante plantas fotovoltaicas (que aportan energía 100 % renovable, inagotable y no contaminante, que no consume combustibles ni genera residuos, y que, por tanto, contribuyen al desarrollo sostenible) se cuentan entre las estrategias de algunos destinos ideales para turistas comprometidos.

ciudad inteligente

Gotemburgo (Suecia)

Nombrada Capital Europea del Turismo Inteligente en 2020, Gotemburgo es uno de los 12 puntos de Suecia que operan como banco de pruebas de proyectos sostenibles. Entre estos ensayos destaca el denominado Electricity: en los últimos seis años se han testado nuevas tecnologías y servicios en el terreno del transporte público electrificado, que culminaron en 2020 con la adquisición de 145 nuevos autobuses que funcionan con electricidad renovable y son extremadamente eficientes desde el punto de vista energético, silenciosos y libres de emisiones. Están equipados con wifi e instalaciones de recarga de teléfonos móviles. Ha lanzado una página web (www.101sustainableideas.com) en la que cualquiera puede participar con ideas para mejorar la experiencia eco del turismo, válidas para cualquier parte del mundo. El 92% de los hoteles de la ciudad y el 100% de las instalaciones para reuniones cuentan con certificación ambiental.

Gotenburgo

Helsinki (Finlandia)

Su red de transporte público inteligente (que incluye 106 e-buses) es orgullo de sus vecinos y delicia de visitantes. Aproximadamente el 90% del calor en sus edificios se produce en plantas CHP o de cogeneración (tecnología que genera electricidad y captura el calor que de otro modo se desperdiciaría para proporcionar energía térmica útil, como vapor o agua caliente, que se puede utilizar para calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria y procesos industriales). Sus gobernantes derrochan imaginación: han organizado un servicio llamado BOUT que viene a ser un Uber para los botes que llevan a las islas y han probado autobuses sin conductor en calles abiertas. El 75% de las habitaciones de hotel están certificadas como ecológicas. Helsinki también está aumentando la proporción de ciclistas, caminatas y automóviles y trenes eléctricos.

Melbourne (Australia)

Su red de tranvías (que ya es la más grande del mundo) funciona con energía solar, lo que implica una reducción de más de 80.000 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero por año. Mediante un sistema de conteo de peatones las 24 horas, las autoridades pueden analizar la actividad de los paseantes en las ubicaciones más concurridas. El ayuntamiento ha inundado las calles con 3.700 farolas de luz LED solares y 4.300 sensores de estacionamiento en el suelo vinculados a aplicaciones para ayudar a encontrar espacios de aparcamiento.

Melbourne

Lanzarote (España)

El cabildo de la volcánica isla canaria ha puesto en marcha la plataforma Reserva de la Biosfera Inteligente, que impulsa el desarrollo sostenible a través de la transformación digital. Desde la primavera de 2020, el recorrido por la Ruta de los Volcanes en Timanfaya puede realizarse a bordo de vehículos de última generación, eléctricos, autónomos y multimedia.

Singapur

La hiperpoblada ciudad-estado de Asia es considerada paradigma de conectividad. Ha desarrollado una red de transporte inteligente, mediante la cual el viajero puede saber cuál es el mejor momento para coger un tren o, si la demanda es alta, optar por una bicicleta. Tienen allí una app para casi todo y, a través de estas herramientas digitales, nativos y foráneos pueden recibir alertas ambientales (sobre calidad del aire, temperatura, lluvia), pedir vehículos autónomos o recibir información municipal al instante. Singapur tiene como objetivo desplegar al menos dos gigavatios pico de energía solar para 2030. Esto equivale a suministrar energía limpia a unos 350.000 hogares durante un año. La domótica es de uso cotidiano en viviendas y hoteles, y para 2022 el gobierno planea implementar iluminación inteligente y energéticamente eficiente en todas las vías públicas e instalar paneles solares en 6.000 edificios.

Singapur

Phuket (Tailandia)

Además de paradisíaca —tanto como para haber servido de escenario a grandes producciones de Hollywood—, Phuket es también una isla inteligente. Y no le ha quedado más remedio que serlo, puesto que su atractivo natural era también su principal causa de degradación, debido al alto número de visitantes. El proyecto de instalar un tranvía se modificó en 2020, y en su lugar será un servicio de autobuses eléctricos el que recorra su superficie y amplíe las rutas ya existentes en 42 kilómetros. El puerto deportivo obtiene una gran parte de la energía utilizada para sus operaciones de paneles solares. Un ejemplo de su conversión digital son los 1.000 puntos de acceso wifi gratuitos que ayudan a trazar la densidad de población y el flujo de turistas.

Liubliana (Eslovenia)

Muchos la consideran una ciudad con alma de pueblo, pero su carácter pequeño no está reñido con altos niveles de digitalización que permiten disfrutar de un turismo verde. Ponen a disposición del viajero la Tarjeta Urbana, multifuncional: vale para viajar en autobús, alquilar una de las 580 bicicletas compartidas o subir en el teleférico que conduce al célebre castillo. También ofrece la opción de desplazarse en un tren eléctrico de cero emisiones que recorre el casco antiguo y una flota de coches eléctricos (kavalirs) está disponible para personas con movilidad reducida. Hay wifi gratis (una hora al día) con 400 puntos de acceso, aunque se puede adquirir una tarjeta con pase wifi las 24 horas y con la que es posible viajar gratis en autobús y visitar 19 museos, galerías y el zoológico.

Liubliana (Eslovenia)

Nueva York (Estados Unidos)

Modernizar esta gran metrópoli (elegida en 2016 Mejor Ciudad Inteligente en el Smart City Expo World Congress) ha sido un reto del que ha salido victoriosa. La contaminación de dióxido de azufre ha disminuido en un 70% desde que en 2008 empezaron a funcionar sus 75 estaciones de control de calidad del aire. Las clásicas cabinas telefónicas han sido reemplazadas por una especie de postes digitales (LinkNYC) que proporcionan wifi público superrápido y gratuito, llamadas telefónicas, carga de dispositivos y una tableta para acceder a los servicios, mapas e indicaciones de la ciudad. Según un informe de 2018,

para 2030 dos tercios de los hogares de Nueva York podrían funcionar con sistemas de calefacción y refrigeración eléctricos limpios.

 

Nueva York (Estados Unidos)

Related