• Autoconsumo

Inversores solares: qué son y qué tipos hay

11 de noviembre 2021

4 min de lectura

En toda instalación solar, hay un dispositivo desconocido llamado inversor. Él se encarga de transformar la luz del sol en la electricidad que necesitan nuestros hogares. Aquí te lo presentamos.

Inversores solares: qué son y qué tipos hay

En toda instalación solar, hay un dispositivo desconocido llamado inversor. Él se encarga de transformar la luz del sol en la electricidad que necesitan nuestros hogares. Aquí te lo presentamos.

Inversores solares: qué son y qué tipos hay

¿Tienes una ventana cerca? Ahí afuera hay un sol tan generoso como para regalarte energía eléctrica cada día. Cada mañana, mientras preparamos un café, una fuente de energía inagotable y gratuita te saluda. Todo el mundo conoce el poder del sol pero pocos (por ahora) disfrutan de su generosidad infinita transformada en electricidad o agua caliente. El momento es ahora. Aunque no sepas nada de energía solar, aquí te contaremos todo lo que necesitas saber para elegir el inversor de corriente adecuado.

El esquema sencillo de toda instalación solar empieza por las placas solares que situaremos en el tejado de la vivienda y continúa hasta el enchufe en el que conectaremos una luz o cualquier aparato a 220v. Hasta ahí bien. Pero las placas solares capturan en sus células de silicio la luz del sol cruda a 12 o a 24 voltios, como en la batería de un coche. Y debemos transformar ese chorro de energía a 220 vatios para poder ser compatibles con la mayoría de los dispositivos domésticos gracias a un aparato llamado inversor de corriente.

TIPOS DE INVERSORES: ONDA PURA e inversores híbridos

Básicamente, este dispositivo electrónico traduce el voltaje de entrada de corriente continua a un voltaje de salida de corriente alterna, de manera que se encarga de transformar los 12v o 24v de la corriente de las placas solares, que colectan la energía solar en corriente continua a la corriente alterna doméstica, en nuestro caso los 220 vatios que se estilan en las viviendas europeas.

TIPOS DE INVERSORES: ONDA PURA e inversores híbridos

Los inversores trabajan con las ondas eléctricas y se diferencian básicamente en dos grandes familias: los inversores de onda pura y de onda modificada. Los inversores de onda modificada producen una onda cuadrada, que provoca alteraciones de tensión y, por tanto, una señal eléctrica poco refinada que, en el caso de aparatos electrónicos muy sensibles, puede provocar un funcionamiento un poco abrupto o incluso poner en riesgo sus circuitos.

La otra gran familia, más extendida, son los inversores de corriente de onda senoidal pura. Este tipo de dispositivos son capaces de generar una corriente de ondas suaves y curvas semejantes a las que llegan a nuestro hogar a través de la red eléctrica convencional. Este tipo de inversores de corriente son más caros, pero también más seguros y a ellos se puede conectar sin ningún temor cualquier aparato eléctrico, desde electrodomésticos hasta herramientas con motor.

MÁS DIFERENCIAS

Tomando los inversores de onda pura como los estándar del mercado, podemos distinguir entre modelos con conexión a la red o inversores tipo cadena.

MÁS DIFERENCIAS

Los primeros, en instalaciones de placas solares con conexión a red, permiten adecuar la frecuencia y la longitud de onda de la energía producida por los paneles solares a las características de la energía de la red. Se trata de modelos de inversos "inteligentes" capaces de optimizar su rendimiento a la cantidad de sol y de consumo, garantizando en todo momento un flujo de electricidad suficiente adaptado a las necesidades del hogar. Son los adecuados para hogares que generan su propia energía verde, pero están además conectados a la red para garantizar un suministro eléctrico constante. El inversor aprende del sistema y distingue si hay generación solar o no para suministrar la energía que está generando el sol en nuestro tejado o, por lo contrario, dejar pasar la electricidad de la red hasta nuestro sistema.

¿QUÉ PEDIRLE A UN INVERSOR?

¿QUÉ PEDIRLE A UN INVERSOR?

Para elegir un inversor adecuado debemos, lo primero, conocer bien la potencia máxima de transformación, es decir, la cantidad de energía máxima que este dispositivo es capaz de transformar, en vatios.

Por otro lado, los inversores solares deben ser capaces de desconectar la generación eléctrica si se produce un corto circuito o caída de la red. Por tanto, es aconsejable que incluya algún sistema de protección. Además, el inversor debe optimizar la generación solar en momentos de sombra.

Y, por último, podemos escoger un modelo que registre los datos de producción para verificar el correcto funcionamiento de la instalación en todo momento.

Temas relacionados