• Sostenibilidad

Ideas y buenas prácticas para la movilidad sostenible

13 de junio 2021

3 min de lectura

Descubre en Iberdrola en qué consiste la movilidad sostenible, y qué ideas puedes incorporar en tu vida rutinaria para colaborar con este fin.

Ideas y buenas prácticas para la movilidad sostenible

movilidad sostenible

La sociedad cada vez está más concienciada con la movilidad sostenible. La sensibilización por el medio ambiente y por el bienestar de la naturaleza, y la apuesta por cuidar de la salud propia y ajena, está provocando que sean muchas las personas que, cada día, llevan a cabo iniciativas que mejoran el estado del planeta.

Desde Iberdrola estamos muy comprometidos con la sostenibilidad y el medio ambiente. Por ello, si quieres saber qué puedes hacer tú para colaborar en este fin e incorporarlo en tu vida rutinaria, en este artículo te ofrecemos un conjunto de ideas fáciles de desarrollar que te invitarán a transformar el mundo.

¿Qué es la Movilidad sostenible y cuál es su objetivo?

La movilidad sostenible es aquélla que satisface las necesidades de poder desplazarnos libremente, sin sacrificar valores ecológicos y humanos. Lo que se intenta con esta iniciativa es mejorar la calidad del entorno, tanto a nivel de reducción de las emisiones contaminantes de los transportes; como dando protección a ciclistas, peatones y personas con movilidad reducida.

Esta iniciativa surgió para hacer frente a los efectos negativos que provocan todos aquellos medios de transporte que contaminan el aire, consumen mucha energía y, además, perjudica la salud de los ciudadanos.

Por lo tanto, el objetivo principal es el de transportarse de la manera más respetuosa con el medio ambiente, evitando el uso de combustibles fósiles.

Buenas prácticas para fomentar la movilidad sostenible

La movilidad es necesaria llevarla a cabo prácticamente cada día. Cuando tienes que ir a trabajar, a comprar o a visitar a un familiar, el desplazamiento es imprescindible. Ahora bien, existen muchas opciones al respecto. Entre ellas se encuentran el coche, el autobús o la bicicleta, por ejemplo. Pero, ¿sabes cuál es la mejor opción para apostar por la movilidad sostenible? Te lo contamos todo a continuación.

Consejos de circulación en coche

Es evidente que, en muchas ocasiones, necesitarás usar el coche como medio de transporte. No obstante, si aplicas algunos de los consejos que vamos a ofrecerte, el nivel de contaminación se verá reducido.

Lo que sucede en las autovías y en las autopistas no sólo afecta a los espacios que se encuentran alrededor de estas construcciones, sino que también influye en el estado de ánimo de las personas que circulan o viven en las proximidades.

Al reducir el ruido, también lo hace el nivel de estrés, por lo que mejora el estado de ánimo. Esto último también tiene lugar con la disminución de la siniestralidad. El miedo desaparece, y el bienestar, a la hora de conducir, se multiplica.

Las emisiones de CO2 afectan tanto al medio ambiente como a las personas. De este modo, si puedes reducirlas al máximo, el número de enfermedades se verá disminuido, y el estado de la naturaleza será mejor. Además, si la fluidez del tráfico aumenta, la circulación será más constante y el número de conflictos en las carreteras puede ser mínimo.

  1. Circular a una velocidad menor de la permitida en áreas urbanas, permitirá reducir el impacto que tiene el tráfico sobre el medio ambiente; ya no sólo en términos de contaminación acústica, sino también del aire. Además, mejora la convivencia entre personas y vehículos, por lo que la seguridad también aumentará en la vía pública.
  2. Esto no solo sucede en la zona urbana, sino que si además reduces la velocidad en autovías y autopistas, conseguirás mediante un pequeño gesto:
    • Reducir el ruido
    • Disminuir la siniestralidad
    • Reducir las emisiones de CO2
    • Aumentar la fluidez del tráfico

Fomentar el uso de los coches eléctricos

Asimismo, otra gran opción es optar por coches eléctricos. Este tipo de vehículos se han convertido en una de las alternativas más prácticas y sostenibles para moverte por las ciudades con la etiqueta ECO; ya que además de ser más eficientes, contaminan mucho menos al utilizar energías renovables.

Una de las principales iniciativas por las que se ha apostado desde Iberdrola, es el despliegue de la movilidad eléctrica y sostenible en España. Por ello, a través del Plan Smart Mobility, se pone a tu disposición lo último en recargas para coches eléctricos. Este plan incluye la instalación de puntos de recarga (tanto en garajes privados como comunitarios) y una tarifa especial para cargar vehículos con energía verde.

Reducir el desplazamiento en coches privados

La mejor técnica que puedes aplicar para apostar por la movilidad sostenible es disminuir el uso de los vehículos de motor privados. Por ello, siempre será positivo apostar por las conductas colectivas, como el transporte público, o los medios de transporte ecológicos, como podría ser la bicicleta.

Aumentar el uso del transporte público

El uso del transporte público es una gran opción tanto para moverse por la ciudad como para viajar a la hora de disfrutar de unas buenas vacaciones. Las empresas de autobuses y trenes, te permiten trasladarte cada vez más en las mayores comodidades. Asientos mejor adaptados al cuerpo, servicios de cafetería, pantallas con visionado de películas o viajes directos, reduciendo el número de paradas, influyen en el bienestar de los usuarios, que se convencen de que el coche no es la única elección.

Por otro lado, no puedes olvidar el ahorro que supone el uso del transporte público, al no tener que invertir dinero en gasolina o diésel ni en revisiones y reparaciones mecánicas constantes propias del uso del vehículo propio. Asimismo, piensa en la reducción del nivel del estrés del que vas a ser testigo, jornada tras jornada, en el momento de buscar aparcamiento.

Apostar por el uso de la bicicleta

Las ciudades y los grandes municipios, cada vez son más conscientes de que deben apostar por el uso de la bicicleta. Por ello, se está normalizando la creación de carriles bici que unen varios puntos de las ciudades, ofreciendo acceso a los ciclistas a cualquier lugar, ya sea por temas laborales o de ocio. Son muchos los beneficios de este medio de transporte, entre ellos se encuentra que no consume energía, la siniestralidad es muy reducida, no hace ruido y no contamina. Por otro lado, si apuestas por el uso de la bicicleta, verás tu salud fortalecida. Te obligará a hacer deporte y disfrutarás de todos los beneficios que este último ofrece. Igualmente, también es beneficioso el mayor contacto con el entorno.

Si no tienes bici propia, normalmente en todas las ciudades se ofrece un servicio público de bicicleta a lo largo del territorio, para que pueda ser utilizada de forma gratuita o por un precio reducido. Además, existen diversos aparcamientos a lo largo de la localidad para que siempre encuentres el punto que más ventajas te ofrezca respecto a cercanía.

Temas relacionados