• Luz

Así de fácil es contratar energía

20 nondik urria 2021

0 min de lectura

Los papeleos son cosa del pasado. Iberdrola se ha adaptado a los nuevos tiempos en los que prima la inmediatez, y ahora la gestión para dar de alta la luz o el gas es un trámite sencillo y rápido.

Así de fácil es contratar energía

Los papeleos son cosa del pasado. Iberdrola se ha adaptado a los nuevos tiempos en los que prima la inmediatez, y ahora la gestión para dar de alta la luz o el gas es un trámite sencillo y rápido.

Así de fácil es contratar energía

Vivimos días trepidantes en que los cambios se suceden con pasmosa rapidez. La tecnología ofrece soluciones al instante para cualquier problema o gestión y la información fluye de forma inmediata por infinidad de canales. Los productos que compramos por internet los recibimos al día siguiente en casa. La sociedad se ha acostumbrado al "aquí y ahora"; el papeleo, la burocracia, los formularis... parecen hoy trámites reflejo de otros tiempos. Las empresas se han adaptado al ritmo que demandan los consumidores, de ahí que en la actualidad el proceso de contratar energía (para el hogar, para la empresa) sea también una tarea fácil y ágil.

proceso de contratar energía

En primer lugar, para dar de alta un nuevo suministro de luz o de gas en Iberdrola, solo es necesario presentar tres documentos: el DNI del titular, un número de cuenta bancaria donde domiciliar las facturas y el número CUPS, el código alfanumérico que identifica la vivienda o local para la red de luz y gas (puedes consultar el CUPS contactando con tu distribuidora).

Con Iberdrola la contratación se puede realizar en el teléfono gratuito 900 225 225 (disponible las 24 horas del día), por correo electrónico o en cualquiera de los puntos de atención distribuidos por el país.

Aun así, es posible que sean necesarias algunas gestiones adicionales para culminar la operación. En el caso del gas, si se trata de una nueva instalación -es decir, si la vivienda aún no dispone de suministro-, será preciso que contactes con la distribuidora de la zona para pedir que te lo instalen. Deberás obtener, además, un Certificado de Instalación Individual de Gas: el documento que acredita que dicha instalación se ha realizado de acuerdo con la normativa vigente y está preparada para contratar gas. Lo emite el instalador, quien te entregará una copia. El precio no está regulado y, normalmente, cuesta entre 90 y 150 euros para viviendas; en el caso de comunidades de vecinos o locales comerciales puede superar los 200 euros.

En la contratación de luz, si nunca la has tenido o llevas más de tres años de baja, es indispensable un Expediente de Acometida. Sirve para conectar la vivienda con la instalación de la distribuidora de la zona. Este expediente solo puede tramitarlo un electricista homologado. Si no conoces ninguno, en Iberdrola podemos ponerte en contacto con uno, para lo cual tienes a tu disposición el citado teléfono gratuito o los puntos de atención (también puedes llamar a tu distribuidora). El coste de este trámite sí está regulado y varía en función de la situación de tu vivienda o local.

la contratación de luz

Como en el caso del gas, podría ser necesario un Certificado de Instalación Eléctrica, que también tramita un electricista homologado. Acredita que la instalación se encuentra en perfecto estado y está preparada para recibir el suministro. Su precio no está regulado y depende de la empresa instaladora, de las dimensiones de la vivienda, del tipo de instalación y de las tasas de la comunidad autónoma. Puede variar entre los 70 y los 300 euros, aunque de media cuesta unos 150.

Si estás con otra empresa y quieres traer tu contrato de luz o gas a Iberdrola, también tendrás que presentar los tres documentos antes mencionados (DNI, número de cuenta bancara y CUPS), que, al venir de otras comercializadoras, podrás encontrar en facturas antiguas). Y puede que en el caso de la luz, en algunos casos, debas tramitar la apertura del Expediente de Acometida y/o el Certificado de Instalación Eléctrico.

Temas relacionados