• Energia

¿Qué es la aerotermia?

09 nondik ekaina 2022

0 min de lectura

Si quieres climatizar tu hogar de forma eficiente y sostenible, la solución es: aerotermia.

¿Qué es la aerotermia?

Si quieres climatizar tu hogar de forma eficiente y sostenible, la solución es: aerotermia.

¿Qué es la aerotermia?

Apostar por un hogar sostenible es hacerlo por tecnologías que reduzcan su impacto sobre el medioambiente. Tal es el caso de la aerotermia, un sistema de climatización que cubre la demanda tanto de calefacción como de refrigeración y agua caliente sanitaria. Las bombas de calor aerotérmicas aprovechan la energía contenida del aire exterior (ambiente) para transformarla en calefacción para el invierno, refrigeración en verano y agua caliente todo el año.

ONU Habitat calcula que las ciudades son responsables del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). A la vez, son el epicentro del cambio, de la innovación y la tecnología capaz de ralentizar y actuar contra el cambio climático. Así lo articula la Agenda 2030 de Naciones Unidas, un plan de acción sobre 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que tiene su poso, también, en nuestras acciones cotidianas.

El diseño eficiente de las viviendas, reducción del consumo de agua , la construcción de bajo consumo (para agua caliente o electricidad con energía solar) o la sensibilización sobre la huella de carbono para lograr una mayor transparencia de la información en las comunidades, son pequeños grandes pasos en la consecución de estos ODS para garantizar un futuro.

 la aerotermia se presenta como una solución sostenible de climatización

En este contexto, la aerotermia se presenta como una solución sostenible de climatización, que se diseña en función de las necesidades, dimensiones, hábitos y climatología de las viviendas. Es la solución idónea en vivienda de nueva construcción o rehabilitación; y es la opción más eficiente y sostenible para sustituir la caldera en vivienda existente.

¿CÓMO FUNCIONA LA AEROTERMIA?

La aerotermia es una tecnología de climatización a través de una bomba de calor de alta eficiencia y que aporta una solución completa (calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria).

En una primera fase (el denominado círculo primario), la unidad, que se instala en el exterior de la vivienda, extrae la energía del aire. ¿Cómo? Gracias al uso de fluidos refrigerantes en el llamado 'ciclo termodinámico', que transforman el aire ambiente en estado líquido. La bomba de calor está compuesta por diferentes elementos: un compresor (que transforma la energía del exterior y eleva la presión del refrigerante pasándolo a estado gaseoso), un condensador (que condensa el refrigerante transformándolo en líquido), una válvula de expansión (reduce la temperatura para producir la expansión del fluido refrigerante) y el evaporador (que provoca la evaporación del fluido para volver a iniciar el proceso).

En un segundo paso (circuito secundario), el módulo hidráulico (que se instala en el interior de la vivienda) enfría o calienta el agua tanto para generar calefacción, refrigeración o servir agua caliente sanitaria. Como decíamos previamente, el sistema de aerotermia se diseña e instala según las necesidades y las características del hogar (sistemas previos, espacio disponible...). Por ello, en el caso del circuito secundario, puede instalarse un circuito de calefacción, un acumulador de agua caliente, conductos de agua caliente y fría... Variará el modelo según las características de cada hogar.

INSTALACIÓN: ¿QUÉ NECESITA MI HOGAR?

Cada vivienda presenta una disposición, espacio y necesidades propias. Es por ello que el primer paso que llevamos a cabo en Iberdrola es un exhaustivo estudio personalizado: según las necesidades, las instalaciones previas y el estudio de las capacidades técnicas, se realiza un informe con los equipos aconsejados (procedentes de primeras marcas como Daikin o Mitsubishi).

Ofrecemos soluciones personalizadas: estudio previo, asesoramiento, presupuesto, instalación, gestión de subvenciones y financiación.

  1. Unidad exterior, como su propio nombre indica debe de ir en el exterior, según el tamaño puede ir adosada a la fachada, en la terraza o en el jardín. Según la potencia necesaria las dimensiones del equipo varían pudiendo disponer de uno o dos ventiladores
  2. Unidad interior o módulo hidráulico. Este está formado por el depósito acumulador de ACS (agua caliente sanitaria) y otra serie de elementos que intercambian el calor entre el exterior y el interior. Según el espacio disponible, existen principalmente dos configuraciones: unidad interior mural que tiene el tamaño de una caldera mural al que habría que añadir un depósito para el agua caliente sanitaria y otro integrado, donde reúne los principales elementos necesarios de la manera más compacta y que tiene las dimensiones de una nevera 60x60 y con una altura de 1,85 cm de altura (como una nevera).

Con estos dos equipos se proporciona calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria para toda la vivienda. Cabe destacar que la aerotermia es compatible con cualquier sistema (radiadores, fan coil); pero, sin duda, la mejor combinación los suelos radiantes. ¿Por qué?

El suelo radiante es capaz de funcionar a temperaturas muy bajas (de hecho, así es como estos equipos sacan mejor rendimiento y hacen un mayor aporte de calor a la vivienda), por lo que se compatibiliza de la manera más favorable con la aerotermia,. Con la aerotermia, el suelo radiante puede funcionar también en modo refrescante otorgando una sensación térmica parecida a cuando entras en una bodega.

El suelo radiante

Ocurre lo mismo con equipos solares de autoconsumo, que se combinan a la perfección con un sistema de aerotermia o bomba de calor, ya que se aprovechan todos los excedentes de la generación de energía como si el hogar funcionase como una "pila energética".

Adicionalmente, Iberdrola instala un monitor de consumo para que el cliente pueda visualizar de manera clara el bajo consumo de la aerotermia.

SOSTENIBILIDAD Y EFICIENCIA

La aerotermia se considera un sistema sostenible y una energía renovable ya que aprovecha una fuente inagotable (como es el aire) para extraer de él toda la energía térmica. En la aerotermia, de cada cuatro unidades producidas de energía térmica, tres son de origen renovable. Tampoco emite prácticamente ningún gas de efecto invernadero (GEI) lo que ayuda al objetivo de descarbonización. Una bomba de calor COP=3 (es decir, con un rendimiento del 300% cada kw consumido genera tres de calor) tiene un 70% menos de emisiones de CO2 comparada con una caldera de gas.

Además, las bombas de calor son mucho más eficientes (300-450%) que las calderas (70-98%), lo que aporta unos rendimientos muy altos, un consumo eléctrico bajo y un ticket de consumo bueno. Es decir: una sistema para climatizar de forma constante y sostenible.

En una familia media (con una caldera de gasoil) se podría sustituir por un equipo de aerotermia consiguiendo un consumo energético hasta un 50% menor, lo que supondría, además, un ahorro económico destacable.

Y, por otro lado, la aerotermia elimina problemas de olores, de combustión, de suministro (por ejemplo, de relleno de depósitos de gasoil).

La aerotermia ayuda al objetivo de descarbonización

MANTENIMIENTO Y REVISIÓN

En el caso de la aerotermia, un sistema en el que la seguridad y la fiabilidad están garantizadas al no depender de un suministros fósiles (gas, pellets o gasóleo), el mantenimiento a seguir es el indicado por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.

Desde Iberdrola, como proveedores de este servicio, recomendamos una revisión anual además de lo requerido por el RITE para comprobar que el equipo esté bien configurado. Es la manera de garantizar la máxima eficiencia y así conseguir una mayor reducción del consumo y optimizarlo.

¿POR QUÉ OPTAR POR LA AEROTERMIA?

Ante los retos climáticos, la Unión Europea anima a la instalación de sistemas de aerotermia en los hogares, por su carácter verde, eficiencia y rendimiento. Además, el Código de Edificación (de septiembre de 2020) prácticamente descarta el uso de calderas en obras nuevas, lo que pone el foco en las bombas de calor.

La solución de climatización supone mucho más: reducción de emisiones y consumo de energía; ahorro en las facturas, tras el desembolso inicial; comodidad, seguridad y fiabilidad; mejoría de la calidad del aire al eliminar las emisiones de partículas NOx (óxidos de nitrógeno) y SOx (óxidos de azufre)... Todo encaminado a vivir en un hogar sostenible.

Temas relacionados