• Transporte

Cargarlo mientras llueve y otros miedos del coche eléctrico

23 de noviembre 2021

3 min de lectura

Te ayudamos a desmontar los temores y dudas que aún te pudieran para dar el salto a la movilidad eléctrica.

Cargarlo mientras llueve y otros miedos del coche eléctrico

Te ayudamos a desmontar los temores y dudas que aún te pudieran para dar el salto a la movilidad eléctrica.

Cargarlo mientras llueve y otros miedos del coche eléctrico

Estamos tan acostumbrados a estar sujetando la manguera de combustible mientras repostamos en las gasolineras que dejar "solo" nuestro coche eléctrico mientras se recarga en un punto público nos produce un cierto "desasosiego". Vamos a despejar este y otros miedos sobre el coche eléctrico que inquietan a los nuevos usuarios de la movilidad eléctrica.

Desde muy pequeños nos han enseñado que el agua y la electricidad nunca deben estar juntas por nuestra propia seguridad y es algo que se nos ha quedado tan grabado que el uso del vehículo eléctrico plantea algunas dudas entre los nuevos usuarios. Cuando conectamos nuestro coche en casa, en nuestro propio cargador no hay ningún problema, porque por lo general estamos en un entorno cerrado. Las dudas surgen cuando tenemos que recargarlo en un punto público, en exterior, con climatología adversa y en algunos casos con nuestros propios cables, ya que algunos de estos cargadores, especialmente los de algunos centros comerciales que son gratuitos, no tienen cable y debemos utilizar el que llevamos en el coche.

¿Puedo enchufar mi coche si está lloviendo?

No solo se puede conectar si no que hay que descartar cualquier miedo, incluso si mientras se realiza la operación alguno de los extremos del cable cae dentro de un charco. El sistema esta diseñado para que la corriente solo circule cuando hay una conexión entre el coche y el cargador, es decir, que se hayan comunicado y puesto de acuerdo entre ellos. Es por lo que una vez que ya hemos colocado los conectores y en nuestra app Recarga Pública Iberdrola pulsamos iniciar recarga, tarda unos segundos en iniciarse el proceso.

¿Puedo enchufar mi coche si está lloviendo?

El coche y el cargador se están comunicando a través de una serie de estrictos protocolos para evitar cualquier riesgo por lo que hasta que no se ha establecido esa comunicación no hay corriente en los cables lo que hace imposible que del cable salte corriente. En cuanto se desconecta de uno de los extremos vuelve a interrumpirse el flujo eléctrico.

También es conveniente recordar que lo correcto es enchufar primero el cable al punto de recarga y después al coche. Para desconectarlo debemos hacerlo al revés, primero desenchufamos del coche y después del cargador. Cuando finalizamos la recarga es aconsejable enrollar bien el cable y guardarlo en la bolsa o en el alojamiento correspondiente para evitar que se doble o deteriore por guardarlo de forma poco apropiada.

¿Me pueden robar el cable de recarga?

Los cables necesarios para conectar nuestro coche a algunos de los puntos de recarga tienen un precio elevado, entre los 150 y los 400 euros y en algunos modelos son una opción. El miedo a que puedan robarlos mientras el coche está en proceso de carga en un punto público existe para muchos usuarios, pero es algo bastante difícil en los coches más recientes. Cuando se estable la comunicación entre nuestro vehículo y el cargador, se bloquea automáticamente el cable y no puede desbloquearse más que interrumpiendo el proceso de recarga. Si dejamos el coche cargando y lo cerramos con el mando a distancia el cable de conexión se bloqueará al igual que las puertas y solo se podrá desenchufar desbloqueando el cierre.

¿Me pueden robar el cable de recarga?

En algunos modelos que ya llevan unos años en el mercado cuando finalizaba la recarga el cable se liberaba automáticamente por lo que cualquiera lo podía desconectar y llevárselo. Ese problema ya está solucionado en los coches más modernos con el propio bloqueo del vehículo, que incluye también el bloqueo de la toma de recarga, incluso después de haber terminado de cargar las baterías.

¿Pueden cortar el cable de recarga para llevárselo?

Intentar cortar un cable de este tipo durante la recarga sería una opción bastante arriesgada por parte de cualquier ladrón debido a la posibilidad de sufrir una descarga y, además, dejaría inutilizado el cable, aunque ladrones torpes los hay en todas partes. En cualquier caso, la mayoría de los seguros de vehículos eléctricos incluyen los cables en su cobertura, ya que se considera que es un elemento imprescindible del propio coche aunque no estaría de más comprobar que este elemento esté incluido en nuestra póliza.

¿Pueden cortar el cable de recarga para llevárselo?

¿Puedo conducir o recargar mi coche eléctrico en mitad de una tormenta?

Es una de las dudas más habituales de los futuros usuarios de un vehículo eléctrico ¿Qué pasa si le cae un rayo a mi coche eléctrico? Además de ser algo bastante improbable tendría los mismos efectos que en un vehículo de combustión, ninguno. Precisamente, un coche cerrado, sea del tipo que sea, es la mejor protección en caso de tormenta y así lo demostró el físico británico Michael Faraday en 1843 con su experimento que más tarde se denominó la jaula de Faraday. La carrocería de metal actúa como protección e impide que los potentes campos eléctricos pasen al interior.

¿Puedo conducir o recargar mi coche eléctrico en mitad de una tormenta?

Los fabricantes de automóviles someten a sus vehículos a todo tipo de pruebas electromagnéticas par comprobar su seguridad. En la fotografía se puede ver las pruebas a las que fue sometido un prototipo del Audi e-tron en la jaula de Faraday de la empresa Siemens, capaz de generar rayos de hasta tres millones de voltios. La corriente crea un potente destello y un crujido intermitente sobre el techo del Audi, sin alterar ninguno de sus componentes ni a sus ocupantes.

¿Es peligroso lavar un coche eléctrico en un túnel de lavado?

¿Es peligroso lavar un coche eléctrico en un túnel de lavado?

De la misma forma que no hay ningún riesgo por conducir en medio de una tormenta, tampoco tenemos que preocuparnos por meter nuestro coche en un túnel de lavado. Si puede soportar voltajes de esa intensidad puede soportar algo de agua y jabón líquido sin que sufra su tecnología y sin ningún riesgo para los ocupantes, incluso aunque nos dejáramos alguna ventanilla abierta. Todas las conexiones eléctricas están perfectamente protegidas y lo único que tendremos que hacer es seguir las mismas reglas que con un coche de combustión, plegar retrovisores, quitar la antena y dejarlo en la posición N del cambio.

¿Qué puedo hacer si durante la recarga hay algún problema?

¿Qué puedo hacer si durante la recarga hay algún problema?

Si por cualquier extraña circunstancia hay que suspender con urgencia el proceso de recarga podemos hacerlo desde nuestra app Recarga Pública Iberdrola. En la mayoría de los coches también podemos hacerlo desde el menú de recarga del sistema multimedia y si en último caso hay un problema de comunicación entre el coche y el cargador, todos los puntos de recarga de Iberdrola tiene un pulsador de emergencia que suspende de inmediato el flujo eléctrico y libera los conectores.

Temas relacionados