• Transporte

Cinco coches míticos que vuelven convertidos en eléctricos

14 de noviembre 2022

3 min de lectura

Recurrir a los mitos del pasado es una táctica que a los fabricantes de automóviles por lo general les ha funcionado bien. Ahora, en tiempos de cambio, parece que apelar a la nostalgia es un buen reclamo para atraer clientes a sus modelos eléctricos.

Cinco coches míticos que vuelven convertidos en eléctricos

Recurrir a los mitos del pasado es una táctica que a los fabricantes de automóviles por lo general les ha funcionado bien. Ahora, en tiempos de cambio, parece que apelar a la nostalgia es un buen reclamo para atraer clientes a sus modelos eléctricos.

Cinco coches míticos que vuelven convertidos en eléctricos

Ahora, ya bien entrado el siglo XXI y con una transformación total de la industria del automóvil y las formas de movilidad, el pasado parece haberse convertido en la inspiración para el futuro del automóvil. La idea es perfecta desde el punto de vista del marketing, ya que algunos de los sectores más reacios a la movilidad eléctrica son aquellos de mayor edad, a los que tocarles el corazón con esos coches que protagonizaron su juventud puede ser un atractivo perfecto.

DeLorean

DeLorean

La historia de este deportivo americano con motor Renault es una de las más sorprendentes de los anales del automóvil. Su fama es inmensa en relación con las pocas unidades que se vendieron en su corta vida comercial de menos de dos años. El cine es el responsable de esa fama y en particular la saga Regreso al futuro, en la que el DeLorean se convertía en una máquina para viajar en el tiempo. Ahora el DeLorean vuelve con el apellido Alpha5, ya que la marca pretende sacar más modelos. El famoso deportivo renace convertido en un eléctrico de altas prestaciones, con cinco metros de largo y un habitáculo para cuatro ocupantes. Su diseño recuerda al del modelo original de los años ochenta y su batería de 100 kWh asegura una autonomía de unos 483 kilómetros. La marca no ha anunciado su potencia pero sí que su aceleración de 0 a 100 km/h es de 2,9 segundos. Ya se ha paseado por el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, en California, aunque los primeros clientes no recibirán sus DeLorean eléctricos hasta 2024.

Hummer

Hummer

Creado para la guerra y reconvertido a la vida civil, el cine y las excentricidades de algunos millonarios, raperos y estrellas de Hollywood lo convirtieron en un símbolo de estatus en el peor sentido de la palabra. Esto hizo que se difuminaran sus magníficas cualidades técnicas para el uso para el que fue creado, soportar las más duras condiciones en los terrenos más extremos. En su reaparición, General Motors ha convertido el Hummer en un eléctrico tan mastodóntico como su antecesor, tanto que su peso de más de 4.000 kilogramos no permite que se pueda conducir con el permiso B de utilitarios con un peso máximo de 3.500 kilos. Mide 5,5 metros de largo, 2,2 de ancho, tiene unas baterías de 200 kWh, motores eléctricos con una potencia total de 1.000 caballos y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tres segundos, con una autonomía homologada de 560 kilómetros. Ya está a la venta en Estados Unidos en versión SUV y pick-up de cabina doble, con un precio que arranca en los 110.000 euros, y el éxito ha sido tal que la lista de espera ya llega a los primeros meses de 2024.

Isetta

Isetta

Este pequeño vehículo de dos plazas nació en Italia después de la Segunda Guerra Mundial para dar respuesta a la necesidad de un medio de transporte barato y práctico para la población. Se accedía a su interior por una única puerta frontal y tenía cuatro ruedas (en las primeras unidades solo tres) pero con las traseras casi juntas. Utilizaba un motor de moto aunque tenía volante y ciertas comodidades como calefacción. Se fabricó bajo licencia incluso por BMW en Alemania, además de en España, Francia, Reino Unido y Brasil, y también se exportó a Estados Unidos. Ahora la empresa suiza Micro ha lanzado el Microlino, la versión moderna y eléctrica de este curioso vehículo. Frente al Isetta original de 2,3 metros de largo, el Microlino mide 2,52 metros, está movido por un motor eléctrico de 17,5 CV de potencia y lleva una batería de 10,5 kwh que le proporciona una autonomía de unos 200 kilómetros. El Microlino en realidad no es un coche, sino un cuadriciclo pesado de la categoría L7e, con lo que en muchos países de Europa lo pueden conducir los jóvenes a partir de 16 años con el carné B1, un permiso que muy pronto se implantará también en España. Su precio empieza en los 12.500 euros.

Renault R5

Renault R5

Este mismo año se cumple medio siglo del lanzamiento de la primera generación del mítico R5, el coche con el que soñó toda una generación de los baby boommers. Urbanita, con un diseño rompedor en su momento y múltiples versiones, además de incontables éxitos en competición, lo convirtieron en un mito asequible. En 2021 Renault anunciaba la vuelta del R5 transformado en eléctrico y presentaba este concept muy similar al modelo definitivo. Será mucho más grande que el modelo de 1972, que medía solo 3,5 metros de largo, pero aún así será un coche compacto. Estará a la venta en el primer trimestre de 2024 con dos niveles de potencia y dos capacidades de batería, para ajustarse a cualquier necesidad de uso, con una autonomía que superará los 400 kilómetros. Sobre su precio, Renault ha asegurado que será más barato que la mayoría de sus competidores aunque tendremos que esperar todavía año y medio para comprobarlo.

Volkswagen T1

Volkswagen T1

La mítica furgoneta de los hippies de los años sesenta ha tenido mil usos y vidas, convertida en uno de los vehículos más polivalentes de la historia. Ha sido abanderada de las más variadas causas, desde los surfistas a las protestas sociales, pasando por convertirse en la primera autocaravana accesible y funcional desde hace más de seis décadas. Ahora su sucesor se llama Volkwagen ID. Buzz y es un eléctrico con un diseño claramente inspirado en aquella primera serie de la T1 pero con una longitud de 4,7 metros frente a los 4,1 de la T1 original. Tiene un motor eléctrico de 204 CV con una batería de 77 kWh que le proporciona una autonomía de hasta 420 kilómetros y capacidad para cinco ocupantes. Más adelante se pondrá a la venta una versión más larga con espacio para siete pasajeros y la posibilidad de convertirse en una práctica autocaravana como ya lo fue su antecesora hace más de sesenta años. Los precios del Volkswagen ID. Buzz arrancan en los 61.500 euros.

Temas relacionados