• Transporte

Caravanas para eléctricos, el viaje en otra dimensión

10 de mayo 2022

3 min de lectura

Las caravanas ya no son solo meros remolques inanimados y pasan a convertirse en parte activa de la movilidad sostenible.

Caravanas para eléctricos, el viaje en otra dimensión

Las caravanas ya no son solo meros remolques inanimados y pasan a convertirse en parte activa de la movilidad sostenible.

Caravanas para eléctricos, el viaje en otra dimensión

El caravaning es una forma de viajar casi tan antigua como el automóvil y las primeras caravanas conocidas como tales tienen más de un siglo, aunque su utilización para el turismo y el ocio empezó realmente en los años 50 con la difusión en masa del automóvil.

Estos remolques-vivienda se han ido adaptando a la propia evolución del automóvil, con tecnologías cada vez más avanzadas en cuanto a suspensión, aerodinámica, ligereza y robustez de construcción. Ahora, con la llegada del automóvil eléctrico, tienen que sufrir una nueva adaptación ya que también deben convertirse en un "apoyo activo" para el vehículo que las arrastra.

caravanas diseñadas para ser utilizadas con coches eléctricos

Si somos amantes de esta forma de viajar hay que tener en cuenta que no todos los vehículos eléctricos están preparados para poder arrastrar un remolque o una caravana. Son pocos los eléctricos que están homologados para ello. La razón principal es la pérdida de autonomía, debido al aumento de consumo por tener que arrastrar un peso suplementario, algo que ha llevado a algunos fabricantes a no homologar sus coches eléctricos para remolcar. En algunas pruebas realizadas con eléctricos de alta gama y gran potencia, arrastrar un remolque de 1,5 toneladas reducía su autonomía a la mitad. Por eso, si vamos a utilizar caravana, es conveniente informarse si el eléctrico que vamos a adquirir o el que tenemos, cuenta con esa homologación y para cuánto peso, porque en algunos de ellos el peso máximo remolcable es de 750 kilogramos.

Y por esta misma razón han empezado a aparecer las caravanas diseñadas para ser utilizadas con coches eléctricos. Unas casas rodantes que cuentan con sus propias baterías que sirven como fuente de energía para cuando funcionan como alojamiento, pero que también son una reserva para aumentar la autonomía del vehículo que las mueve. Incluso ya hay prototipos autopropulsados que aportan fuerza motriz durante los desplazamientos, especialmente diseñadas para vehículos eléctricos más pequeños o con menos autonomía.

POLYDROPS

POLYDROPS

El extraño diseño de esta caravana californiana obedece a las exigencias aerodinámicas para reducir al máximo su resistencia al viento y ahorrar energía. Cuenta con un conjunto de baterías de 12 kWh que pueden aumentar la autonomía del vehículo que la arrastra, aunque su fabricante asegura que su ligero peso y buena aerodinámica no supone una disminución espectacular de la autonomía. En pruebas realizadas por la propia marca han conseguido cubrir 392 kilómetros con una sola carga con un Tesla Model 3. En el techo cuenta con varios paneles solares con hasta 520 W que pueden cargar las baterías o alimentar los accesorios de la caravana. Esta a la venta en EE UU con un precio de 25.000 dólares, unos 22.000 euros.

E.HOME COCO

E.HOME COCO

El fabricante alemán de caravanas Dethleffs está en la última fase de desarrollo de esta interesante caravana autopropulsada que cuenta con unas baterías de 80 kWh de capacidad que se pueden recargar con una potencia de hasta 50 kW. Además, monta un sistema de regeneración de energía en las frenadas y un dispositivo de control de la fuerza que aporta la caravana, tanto en aceleración como en retención. Todo ello se completa con un conjunto de paneles solares para los servicios propios de la caravana o para ayudar a recargar sus baterías. Se prevé que estará a la venta en 2023.

THE BOULDER EV

THE BOULDER EV

Otro fabricante norteamericano, en este caso Colorado Teardrops, está terminando el desarrollo de esta ultracompacta caravana con espacio para hasta dos adultos y dos niños, una zona de comedor y cocina accesible desde el exterior. Sus baterías tienen una capacidad de 75 kWh que permiten transferir energía al vehículo que la remolca con una potencia de hasta 60 kW, por lo que, según el fabricante, puede suministrar hasta 160 kilómetros de autonomía en unos diez minutos. Estará a la venta a finales de 2022 con un precio de entre 40.000 y 50.000 euros en función del modelo y el equipamiento elegido.

eSTREAM

eSTREAM

La marca más famosa de caravanas de aire retro, Airstream, ya tiene preparado un prototipo que se adapta a las necesidades del siglo XXI, pero manteniendo su inconfundible estilo retro y su construcción en acero inoxidable. Cada una de sus ruedas lleva un motor eléctrico, equipa una batería de 40 kWh y el techo está cubierto por paneles fotovoltaicos que aportan 900 W. Con todo ello tiene una autonomía de unos 450 kilómetros sin restar autonomía al vehículo que la remolca. Lo mejor es que una vez desenganchada del coche y gracias a su sistema autopropulsado, se puede manejar por control remoto para colocarla en su emplazamiento de forma mucho más fácil. Se espera que esté a la venta antes de un año.

LIVING VEHICLE 2022

LIVING VEHICLE 2022

En este caso se trata casi de una mansión rodante, una caravana de 22 metros de largo que, por supuesto, también es de origen norteamericano. Para poder ser arrastrada por un eléctrico tenemos que recurrir a los nuevos y poderosos pick-up eléctricos que ya están a la venta en EE UU, ya que su tamaño y su peso son descomunales para los estándares europeos. La principal ventaja de la Living Vehicle 2022 es que es totalmente autosuficiente. Genera y almacena su propia energía eléctrica gracias a los paneles solares extensibles situados en el techo, suficientes para todos los servicios de la caravana e incluso puede suministrar energía a un vehículo eléctrico. Su precio empieza en los 300.000 dólares, unos 262.000 euros.

Temas relacionados