• Sostenibilidad

¿En qué se diferencian las energías limpias de las energías renovables?

28 de noviembre 2022

3 min de lectura

Energías limpias y energías renovables son quizá los términos más populares cuando hablamos de fuentes sostenibles capaces de transformar la dependencia energética de los combustibles fósiles. A primera vista parece que ambos son lo mismo e incluso, en muchos casos, se utilizan indistintamente, pero si los examinamos de cerca, nos encontraremos algunas diferencias.

¿En qué se diferencian las energías limpias de las energías renovables?

Energías limpias y energías renovables son quizá los términos más populares cuando hablamos de fuentes sostenibles capaces de transformar la dependencia energética de los combustibles fósiles. A primera vista parece que ambos son lo mismo e incluso, en muchos casos, se utilizan indistintamente, pero si los examinamos de cerca, nos encontraremos algunas diferencias.

¿En qué se diferencian las energías limpias de las energías renovables?

Los términos energía limpia y energía renovable se utilizan a menudo de forma intercambiable, pero hay una diferencia esencial y a veces confusa entre ellos. Aunque la mayoría de las fuentes de energía verde son también renovables, no todas las fuentes de energía renovable se consideran totalmente limpias.

En términos generales, podemos decir que la energía limpia es toda aquella que procede de fuentes naturales, como el sol y el viento. Y no solo eso, la energía limpia es aquella que al generarse no produce emisiones de gases de efecto invernadero.

Por su lado, la energía renovable es la que se genera a partir de fuentes que pueden reponerse de forma natural a lo largo del tiempo. Hablamos de fuentes que se renuevan de forma constante y natural (de ahí su nombre) y son el motor del planeta: los vientos y el sol.

La energía renovable también suele denominarse energía sostenible. Las fuentes de energía renovable son lo contrario a los combustibles fósiles, como el carbón y el gas, ya que suponen una fuente de energía finita, sujeta a fronteras, suministros y crisis como la actual de carácter energético que vive el planeta ante el conflicto de Ucrania. Además, no perdamos de vista que la quema de combustibles fósiles para liberar energía es una de las principales causas del cambio climático.

Las fuentes de energía renovable son lo contrario a los combustibles fósiles

Una tercera clasificación englobaría las llamadas energías verdes. Hablar de energía verde significa cualquier forma de energía que proviene de fuentes naturales, como el viento, la luz solar o el agua. Pero, aunque la energía verde es renovable, no todas las fuentes de energía renovables pueden considerarse verdes.

Aun así, como las fuentes de energía verde no liberan cantidades significativas de gases de efecto invernadero a la atmósfera durante la generación de electricidad, se consideran recursos energéticos limpios.

ENERGÍA INAGOTABLE VS. ENERGÍA FINITA

Si esto es así, ¿puede la energía ser a la vez limpia, verde y renovable? En general, el empleo tanto de fuentes de energía limpias y verdes como las renovables busca preservar los recursos naturales de la Tierra para dejar de depender de los combustibles fósiles que, además de ser finitos, tienen un impacto medioambiental que pone en peligro la propia vida del hombre sobre la Tierra.

Estos tres términos -energía verde, renovable y limpia- que pretenden reducir los efectos del calentamiento global limitando las emisiones de gases de efecto invernadero suelen utilizarse indistintamente en los contenidos ecológicos, y, como vemos, no siempre significan lo mismo. A pesar de que las diferencias y matices son muy sutiles, estas pueden afectar a la financiación, la asignación y a la creación de créditos gubernamentales a la hora de financiar y autorizar la producción de estas fuentes de energía sostenibles.

ENERGÍA INAGOTABLE VS. ENERGÍA FINITA

En teoría, la energía renovable es inagotable, ya que se sucede de forma continua. Sin embargo, la energía renovable no siempre es limpia, y esa limpieza depende de lo que entienda la legislación como energía limpia. Por ejemplo, algunas fuentes renovables emiten contaminantes sin sobrepasar el umbral de la definición legal de "limpia".

Las fuentes renovables más limpias son la energía eólica, la geotérmica y la solar.

Lo ideal, cuando hablamos de energías sostenibles como alternativa global, sería la energía limpia y renovableENERGÍA INAGOTABLE VS. ENERGÍA FINITA

LA COMBINACIÓN PERFECTA

Lo ideal, cuando hablamos de energías sostenibles como alternativa global, sería la energía limpia y renovable. Estas fuentes de energía no crean emisiones significativas durante su uso y producción, y se renuevan de forma natural sin la actividad humana. Por ello, la energía eólica y la solar son fuentes de energía limpias y renovables. Su suministro no puede agotarse ya que el sol siempre proporcionará energía cuando produzca luz, y el viento siempre hará girar los aerogeneradores para crear energía cuando sople.

Otras fuentes limpias y renovables son la energía geotérmica y la mareomotriz generada por las mareas, que son igualmente limpias cuando la producción de energía no emite contaminantes, aunque su desarrollo no está tan generalizado. Recordemos que la lucha ante el cambio climático y la redefinición de un mundo bajo el parámetro de las cero emisiones requiere que todos los habitantes de la única casa que tenemos, es decir, toda la humanidad, adoptemos soluciones de energía verde que tengan un impacto medioambiental positivo.

Temas relacionados