• Energia

Emisores térmicos, ¿qué son y cuáles son sus ventajas?

03 nondik azaroa 2021

0 min de lectura

Los emisores térmicos son una alternativa limpia y sostenible a la calefacción tradicional. Te explicamos cómo funcionan.

Emisores térmicos, ¿qué son y cuáles son sus ventajas?

Los emisores térmicos son una alternativa limpia y sostenible a la calefacción tradicional. Te explicamos cómo funcionan.

Calor azul, ¿qué es y cuáles son sus ventajas?

Con la llegada del frío, la calefacción se convierte en la atracción central de los hogares españoles. La gente empieza a ir más abrigada, apetece quedarse más tiempo en casa y hacer más compañía al sofá. Por este motivo, cada vez se crean sistemas de calefacción más eficientes y de bajo consumo. Este es el caso de los emisores térmicos.

Los emisores térmicos son una evolución de los clásicos radiadores de aluminio eléctricos de aceite, que también emplean resistencia para calentar la vivienda. Sin embargo, el calor azul es más eficiente y su consumo es menor.

Su funcionamiento parte de la teoría del efecto Joule según la cual si se hace pasar corriente eléctrica por un conductor, parte de la energía cinética de los electrones se transforma en calor. Esto es lo que sucede en los emisores térmicos, el calor se concentra en una resistencia que a su vez calienta el fluido que hay en el interior del radiador. Este fluido va subiendo de temperatura y caliente la carcasa exterior (normalmente de aluminio) para climatizar la habitación.

Ventajas del calor azul

VENTAJAS DE LOS EMISORES TÉRMICOS

El rendimiento de los emisores térmicos es del 100%, eso quiere decir que por cada vatio térmico de calor generado consume otro vatio eléctrico. Es una tecnología de calefacción recomendable para viviendas en las que no existe una instalación previa de radiadores de agua a los que conectar una bomba de calor aerotérmica o una caldera tradicional, y en las que la bomba de calor tradicional (sistemas aire-aire, como el aire acondicionado) no es una opción.

Los emisores térmicos, incluso en los equipos de gamas básicas, normalmente incluyen un termostato interno y un programador que permite regular la temperatura y también determinar las horas de encendido y apagado. Gracias a su estudiado diseño que combina y toma el máximo partido de las técnicas de transmisión de calor de radiación y convección, la inercia del aparato no es elevada, por lo que empezaremos a notar el calor pocos minutos después de haberlo puesto en funcionamiento.

Se trata de un sistema de calección más seguro y limpio que una estufa o una chimenea.Con este tipo de radiadores no se generan olores, gases ni residuos; especialmente si la electricidad empleada en su funcionamiento proviene de fuentes de energía renovables.

Los radiadores de calor azul

Si la factura de la luz es una preocupación en el hogar en Iberdrola podemos ayudarte a ahorrar en la calefacción. Es esencial que un profesional realice la instalación que tengas en casa y si es antigua renovarla. Con un gesto tan sencillo, se asegura su máximo rendimiento, también se traduce en un menor consumo y, por lo tanto, en un mayor ahorro.

Temas relacionados