Contador

¿Qué es el contador?


Su función es contabilizar el consumo de gas realizado. El contador puede ser propiedad del cliente o del distribuidor (en este caso, deberás abonar un alquiler cuyo coste se determina anualmente a través de una Orden Ministerial).

La lectura del contador es responsabilidad de la compañía distribuidora, quien facilitará a Iberdrola el consumo realizado para que pueda facturarse.

Caldera

Definición y tipologías de caldera

Una caldera de gas es una caldera que utiliza el gas como combustible. Según su instalación, las calderas de gas pueden ser de suelo, cuya potencia calorífica es más elevada, o calderas murales, las más comunes instaladas en una cocina o cuarto de baño. La caldera de gas puede utilizarse de manera simple, sólo para calefacción, o de forma mixta, para generar calefacción y agua caliente sanitaria.

Según su forma de funcionar, su rendimiento y consumo, también podemos hacer distinción entre distintos tipos de calderas:

Calderas estándar: Calderas de funcionamiento tradicional que tienen un rendimiento inferior ya que necesitan consumir más energía para calentar el agua.

Calderas de condensación: Calderas de alto rendimiento, que aprovechan el vapor de agua que se produce en los gases de combustión. Frente a las convencionales, con las calderas de condensación se consigue un ahorro en el consumo de energía y se reducen las emisiones de dióxido de carbono y óxido de nitrógeno.

Calderas de baja temperatura: Pueden funcionar continuamente con una temperatura de agua de retorno (no de caldera) inferior a 40°C. Su rendimiento es menor que las de condensación pero mayor que la estándar.

Según de dónde proceda el aire que utilizan para la combustión, se distingue entre caderas de gas atmosféricas (viene de la misma estancia donde está ubicada la caldera) o estancas (toman el aire del exterior). Las más seguras son las estancas.

Calentador

Tipos de calentadores

El calentador actúa como central generadora de agua caliente, que es conducida a través de la instalación de fontanería hasta cualquiera de los puntos de suministro previstos en la instalación, sean grifos o aparatos domésticos.

Existen dos tipos de calentadores básicos, de circuito abierto, o de circuito estanco:

De circuito abierto: Toman el aire necesario para la combustión del gas del local donde se encuentran instalados y expulsan los gases al exterior a través del conducto de evacuación.

De circuito estanco: La entrada de aire y la evacuación de los productos de la combustión no tienen contacto alguno con el local donde se encuentran instalados.

Rendija de ventilación

¿Qué debes tener en cuenta para el funcionamiento de las rendijas de ventilación?

  • Las rendijas de ventilación no deben tapar ni obstruir la ventilación del lugar en el que se encuentre la caldera/calentador.
  • Deben estar en perfectas condiciones: es muy importante que en ningún caso estén obstruidas.
  • Si acristalas la terraza o tendedero, no olvides abrir las rejillas de ventilación.
  • Por último, recuerda que el tubo de salida de los gases es fundamental para el buen funcionamiento de los aparatos. Haz que te lo instale un especialista, siguiendo la normativa vigente.