Imagina que necesitas descargarte una apliación concreta pero no tienes datos suficientes en el móvil. No pasa nada... Justo hay un bar al lado en el que se puede ver el típico cartel de "WIFI GRATIS". ¡Perfecto! Si te conectas podrás descargarte esa aplicación que tanto necesitas.

Pero... ¿qué pasaría si esa wifi no fuera tan segura como crees?

Muchas veces nos conectamos a este tipo de wifis sin tener en cuenta que no somos los únicos que nos conectamos a ella. Si esa wifi no está configurada adecuadamente, cualquiera con unos conocimientos determiandos podrá interceptar todo el tráfico que circule por esa red y redirigirlo a su antojo. Es decir, que aunque creas estás accediendo a una página determinada, en realidad puede que te encuentres en una aparentemente similar pero modificada por un atacante. ¿Para qué?.

De este modo los atacantes consiguen acceder a datos sensibles, como contraseñas o datos bancarios (en función de las páginas y operaciones que se realicen) e incluso pueden llegar a infectar los dispositivos que se han conectado a esa wifi.

Por eso es importante que sepas cómo conectarte a este tipo de wifis de una manera segura. A continuación te indicamos cómo.

Redes sociales