Hoy en día el navegar por Internet se ha convertido en una acción más que cotidiana. En cualquier momento y con tan solo un clic, podemos buscar información en una página web, publicar en redes sociales, consultar nuestro correo electrónico, comprar o incluso realizar operaciones bancarias.

Esta facilidad para acceder a Internet y a todo lo que necesitamos nos simplifica bastante nuestro día a día, pero... ¿Somos conscientes de los peligros que hay tras cada clic?

Del mismo modo que en la vida real existen delincuentes, en Internet, los ciberdelincuentes aprovechan cada descuido, tanto humano como técnico, para robar información, propagar virus o realizar cualquier acción que puedan utilizar en su propio beneficio.

Sin embargo, aunque al conectarnos a Internet quedamos expuestos a este tipo de amenazas, navegar de forma segura es posible. ¿Cómo? Simplemente, siendo conscientes de los peligros que existen y aplicando una serie de sencillas recomendaciones como las que te indicamos a continuación.

Echa un vistazo a la siguiente infografía y vídeo y no te pierdas ningún detalle.

Seguridad en cada click