Esta página web utiliza cookies y tecnologías similares, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies Abre en ventana nueva

Estás en

Energía Solar Térmica
 

La solución para producir agua caliente a la medida de tus necesidades
Energía Solar Térmica de Iberdrola para tu hogar

Vías de contratación

Oferta, Aspectos económicos ...

Oferta: DISFRUTA DE AGUA CALIENTE SANITARIA CON UN INTERESANTE AHORRO GRACIAS A LA ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

La energía solar térmica es una energía limpia e inagotable que puede ser utilizada para calentar el agua sanitaria, climatizar piscinas o como calefacción de baja temperatura, entre otros usos.

Gracias a la energía solar térmica disfrutarás en tu hogar de agua caliente sanitaria, beneficiándote de un interesante ahorro energético. Además, contratándola con Iberdrola recibes un completo asesoramiento que te permite escoger la mejor solución para tu hogar y toda la experiencia de un líder en energías renovables:

  • Instalación por empresas de prestigio en el sector de las energías renovables.
  • Optimización del tamaño de la instalación, evitando sobredimensionamientos que ponen en riesgo su integridad.

Aspectos económicos: APROVECHA LAS VENTAJAS DE LA ENERGÍA SOLAR

El beneficio de la energía solar térmica se basa en el aprovechamiento de una fuente de energía limpia, inagotable y gratuita para calentar en lugar de emplear combustibles tradicionales. De este modo, se reducen los costes de energía.

Los materiales, el diseño y la instalación suman la mayor parte de los costes que conlleva la energía solar, pues el sistema que la apoya funciona pocas horas al año, al contrario que los sistemas convencionales de calentamiento.

Con los actuales precios de los combustibles tradicionales, el periodo de amortización de una instalación solar puede ser tan sólo de 5 a 10 años (en función de la localidad donde se monte y de su uso). Sin embargo, el hecho de que la inversión inicial requerida para instalar un sistema solar térmico sea relativamente elevada supone una barrera para su expansión a gran escala en viviendas existentes y es, sin duda, un obstáculo psicológico y financiero. Para superar esta barrera, algunos gobiernos autonómicos, regionales y locales ofrecen incentivos económicos para la instalación de sistemas solares térmicos.

Aspectos técnicos: DESCUBRE MÁS SOBRE LA ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

La producción de agua caliente sanitaria doméstica es, sin duda, la aplicación más extendida de la energía solar en la actualidad.

Los sistemas están diseñados para cubrir el 100% de la demanda de agua caliente durante el verano, y el 50-80% del total a lo largo del año. Para esta aplicación se utilizan sistemas de circulación forzada o termosifones, que generalmente cuentan con un calentador convencional de apoyo para cubrir las necesidades cuando el sistema solar no puede hacerlo.

Los termosifones utilizados para el agua caliente sanitaria de una vivienda unifamiliar tipo tienen un colector de 2-5 m2 y un depósito de 100-300 litros y los sistemas con circulación forzada cuentan generalmente con una superficie total de colectores de 2 a 6 m2 y un acumulador de 150-500 litros.

Pero también existen instalaciones grandes que dan servicio a edificios plurifamiliares, bloques de apartamentos, hoteles o edificios de oficinas. En estos sistemas la superficie de colectores puede variar desde los 10 hasta los centenares de m2.

La instalación consiste en un conjunto de colectores (paneles solares térmicos), que utilizan la energía solar para calentar un fluido, agua principalmente, que circula por el interior de dichos colectores. Una vez calentado, el fluido será utilizado para cubrir las necesidades (agua caliente, calefacción,…) de la vivienda, reduciendo, de este modo, la utilización de combustibles tradicionales.

El principio básico de funcionamiento común a todos los sistemas solares térmicos es simple: la radiación solar es captada y el calor se transfiere a un medio portador de calor, generalmente un fluido, agua o aire. El medio calentado se puede usar directamente, como por ejemplo en el caso de las piscinas. También puede usarse indirectamente, mediante un intercambiador de calor que transfiere dicho calor a su destino final, como en la calefacción de un ambiente, etc.

Los captadores (o colectores) solares

El sistema más conocido de aprovechamiento de la energía solar es el captador solar, que absorbe la radiación del Sol y transmite la energía absorbida a un fluido portador (principalmente agua, aunque también se puede utilizar aire o una mezcla de agua con otros líquidos). El colector, además de absorber la radiación solar, emite radiación térmica y pierde energía por conducción y convección. Los colectores solares que se comercializan actualmente tienen un elevado grado de absorción (minimizando la reflexión y la transmisión) y un bajo nivel de pérdidas caloríficas. Si el colector está unido a un depósito de almacenamiento, entonces el fluido irá transportando el calor hacia el depósito, donde la temperatura del fluido irá aumentando.

Se han diseñado distintas y avanzadas versiones de colectores solares térmicos con el objetivo de incrementar la cantidad de energía absorbida y disminuir las pérdidas. Los más comunes son los colectores planos, que utilizan como fluido el agua y tienen una cubierta de vidrio. En la actualidad también se comercializan colectores solares tubulares de vacío, con los que se consiguen temperaturas más elevadas. Existen otro tipo de colectores que utilizan aire como fluido.

El principio de funcionamiento del colector solar se basa en la trampa de calor que una superficie acristalada produce (conocido como efecto invernadero). La radiación incidente del Sol, de onda corta, atraviesa el cristal y es absorbida por una superficie que se calienta. Ésta, a su vez, emite radiación térmica (de onda larga), pero esta radiación es atrapada por el cristal, que impide su paso.

Para el aprovechamiento de la energía solar se pueden distinguir dos grandes grupos de sistemas, según necesiten o no algún aporte adicional de energía para hacer posible que la energía solar captada pueda utilizarse, como energía térmica, en el lugar donde se necesita:

  • Sistemas solares con aporte adicional de energía eléctrica para componentes auxiliares: los sistemas de aprovechamiento solar necesitan, muchas veces, alguna fuente de energía adicional para el accionamiento de los elementos de circulación del fluido. Tal es el caso de las instalaciones para agua caliente sanitaria o/y calefacción, tanto si utilizan colectores planos como tubulares de vacío. Es lo que se conoce como circulación forzada. Mediante una bomba de circulación se puede situar el acumulador solar en el interior de un edificio, lo cual permite una mejor integración del sistema. Son más flexibles, pero también más complejos, pues requieren una bomba y un controlador.
  • Los sistemas sin aporte adicional de energía eléctrica para componentes auxiliares: uno de los ejemplos más elementales de estos sistemas es el constituido por el conjunto formado por una habitación en la cual hay una abertura acristalada en la cara sur. La radiación solar penetra en el recinto a través del acristalamiento, calentando el aire y las paredes, remitiéndose al exterior sólo una pequeña fracción de la radiación incidente en la superficie del acristalamiento. 

    También se incluye en estos sistemas la pared gruesa de un edificio, a la que da el Sol durante el día. La pared absorbe la radiación, actuando como un acumulador. Por la noche libera la energía acumulada. Se han diseñado versiones más sofisticadas de paredes absorbentes, añadiendo exteriormente acristalamientos y haciendo circular aire entre el cristal y la pared.

Compartir

  • Compartir  en Twitter. Energía Solar Térmica 
  • Compartir  en Facebook. Energía Solar Térmica 
  • Compartir  en Google. Energía Solar Térmica 
  • Compartir  en Linkedin. Energía Solar Térmica 
  • Compartir  en Delicious. Energía Solar Térmica 
  • Compartir  en Meneame. Energía Solar Térmica 
  • Compartir  en Yahoo. Energía Solar Térmica 
  • Enviar  por Mail. Energía Solar Térmica