Esta página web utiliza cookies y tecnologías similares, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies

Estás en

Energía Solar Fotovoltaica
 

Aprovecha la energía del sol
Energía Solar Fotovoltaica de Iberdrola para tu hogar

Vías de contratación

Oferta, Aspectos económicos ...

Oferta: EL SOL ES UNA FUENTE INAGOTABLE DE ENERGÍA. ¡APROVÉCHALO CON IBERDROLA!

Súmate a las energías renovables y descubre todos los beneficios de la Energía Solar Fotovoltaica. Desde Iberdrola te asesoramos para que rentabilices tu inversión desde el primer momento y te ayudamos en la tramitación de las licencias y autorizaciones necesarias para la construcción y puesta en marcha de la instalación.

Las instalaciones de Energía Solar Fotovoltaica de Iberdrola te ofrecen:

  • La garantía y experiencia del Grupo IBERDROLA.
  • Instalaciones de cualquier tamaño.
  • La realización de un análisis del tipo de instalación más apropiada en cada caso.
  • Instalaciones conectadas a red, diseñadas para vender toda la energía producida o para acogerse a la modalidad de autoconsumo. (atendiendo las necesidades propias y vertiendo los excedentes instantáneos).
  • Instalaciones con estructura fija o con seguimiento, sobre tejado o sobre terreno.

Aspectos económicos: TODA LA INFORMACIÓN SOBRE LAS INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS

  1. Aspectos económicos: Coste de una instalación solar

    El coste de una instalación solar dependerá de diversos factores como son la potencia, el tipo de instalación, la calidad de los equipos a utilizar, si está monitorizada, si necesita obra civil, etc. Adicionalmente, existen otros costes ligados a la conexión de la instalación fotovoltaica a la red de distribución eléctrica, como pueden ser la línea de evacuación de la energía o la construcción de un centro de transformación en el caso de que el punto de conexión esté en media tensión.

  2. Aspectos económicos: Subvenciones

    Las instalaciones de aprovechamiento de energía solar, en algunas comunidades autónomas, pueden beneficiarse de subvenciones.

    En el caso de instalaciones conectadas a la red de distribución, cada vez son menos las comunidades autónomas que conceden ayudas. Tienden a desaparecer.

    En cualquier caso, para obtener más información al respecto debes ponerte en contacto con el organismo autonómico de tu comunidad que gestiona dichas ayudas.

  3. Aspectos económicos: Retribución por la energía vendida

    El R.D. ley  1/2012, de 27 de enero, procedió a la suspensión de los procedimientos de preasignación de retribución y a la supresión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, entre las que se encuentran las fotovoltaicas. Por tanto, mientras no se publique nueva normativa que revoque la citada, la energía vertida a la red está sujeta a los precios que se aplican, en cada momento, a la venta de energía eléctrica en el mercado mayorista.

  4. Aspectos económicos: Fiscalidad

    Existen diversos beneficios fiscales a nivel estatal, autonómico y local. Para obtener más información de los beneficios a los que se puede acoger, consulta a las diferentes Administraciones implicadas.

  5. Aspectos económicos: Mantenimiento

    Para obtener un nivel de producción de energía adecuado y constante en el tiempo, es aconsejable realizar periódicamente un mantenimiento de la instalación. El coste de este mantenimiento depende de varios factores, como son el tipo de instalación (fija o con seguimiento), la potencia, etc.

  6. Aspectos económicos: Seguro

    Es aconsejable asegurar la instalación fotovoltaica contra robo y vandalismo, así como contra daños a terceros (en algunos casos, este último está incluido en los seguros del hogar). El coste de este seguro dependerá de diferentes factores como son la potencia de la instalación, la ubicación, si cuenta con medidas de vigilancia, etc.

  7. Aspectos económicos: Gestión de documentación técnica y administrativa

    La construcción y puesta en marcha de una instalación fotovoltaica requiere de la preparación de una serie de documentos técnicos y administrativos, así como la tramitación de determinadas autorizaciones.

    En todos los casos, para la tramitación de las autorizaciones, se deberá depositar ante la Caja General de Depósitos un aval cuyo importe dependerá del tipo de instalación y de la potencia a instalar.

    En función del tipo de instalación que se desee realizar, así como del emplazamiento de la misma, los trámites administrativos pueden variar. Para conocer exactamente los trámites que se han de realizar en cada caso, es conveniente ponerse en contacto con las diferentes Administraciones y con la compañía de distribución eléctrica de la zona donde se va a ubicar la instalación.

Aspectos técnicos: DETALLES TÉCNICOS DE LAS INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS

Las instalaciones solares fotovoltaicas, en función de su situación geográfica y utilidad, pueden ser de dos tipos:

  1. En isla, es decir, no conectadas a la red de distribución, cuya utilidad estriba en la autogeneración de energía eléctrica para el propio consumo en emplazamientos aislados de la red. Son las típicas instalaciones que se realizan para alimentar repetidores de telefonía móvil emplazados en la montaña, o en casas de campo donde no llega la red de distribución.
  2. Conectadas a la red de distribución, en cuyo caso, toda o parte de la energía producida es inyectada a la red de distribución eléctrica y sujeta a compensaciones económicas (pendientes de definición). Este tipo de instalación es la que comercializa el Grupo Iberdrola.

Las instalaciones solares fotovoltaicas conectadas a red, en función del tipo de estructura que utilicen, pueden ser  a su vez de dos tipos.

  1. Fijas: Están siempre orientadas en la misma dirección, pueden estar emplazadas sobre cubierta de edificaciones o sobre el terreno. Si están emplazadas sobre cubierta, pueden estar dispuesta en forma de rack (con estructura buscando obtener la inclinación sobre la horizontal óptima para aprovechar la máxima radiación), o bien integradas arquitectónicamente sobre la cubierta (paralela a la inclinación de la cubierta).
  2. Con seguidores solares: Su orientación varía en función de la situación del sol. Este tipo de instalaciones, por las características de la estructura que necesitan, están generalmente emplazadas sobre el terreno.

Los componentes de una instalación fotovoltaica conectada a red son los siguientes:

  • Paneles fotovoltaicos:
    Están formados por células solares capaces de transformar la radiación solar en energía eléctrica de corriente continua. La unidad en que se mide su potencia es el kWp. Dependiendo del tipo de material origen, las células se pueden clasificar en tres grupos:
  1. Células de silicio monocristalino: su rendimiento está comprendido entre el 11% y el 16%. A simple vista se pueden diferenciar de las células de silicio policristalino por su superficie monocolor negra o azul.
  2. Células de silicio policristalino: su rendimiento está comprendido entre el 10% y el 15%. Aunque en general la eficiencia es menor que la de las células monocristalinas, existen fabricantes que consiguen paneles de silicio policristalino más eficientes que los de silicio monocristalino.
  3. Células de capa fina: en este grupo se incluyen las células de silicio amorfas y de otros materiales como puedan ser diseleniuro de cobre e indio (CIS) o teluro de cadmio (CdTe).

Sea cual sea el tipo de célula que se escoja, es muy importante trabajar con fabricantes de primer nivel, pues es esencial que la garantía ofrecida por ellos sea efectiva.

  • Inversores
    Convierten la corriente continua que generan los paneles fotovoltaicos en corriente alterna de las mismas características de la red.

    Su funcionamiento es automático:
    • Cuando los paneles empiezan a generar suficiente potencia (10% aproximadamente de la máxima) la instalación comienza a generar energía.
    • Al atardecer, cuando no hay suficiente radiación solar, se desconectan.
    • En caso de interrupciones en el suministro a través de la red eléctrica (por ejemplo por mantenimiento de las instalaciones) la alimentación eléctrica se interrumpe instantáneamente evitando riesgos a los operarios.

Los inversores se deben instalar en un lugar fresco, en caso contrario su rendimiento puede disminuir significativamente, así como su vida útil.

La potencia nominal del inversor suele estar comprendida entre el 90% y el 100% de la potencia del generador solar. Por ejemplo, para una potencia 5,5 kWp de panel fotovoltaico, se utilizaría un inversor de 5 kW.  
 

  • Estructura soporte
    En general, los paneles fotovoltaicos se montan sobre una estructura diseñada específicamente para este cometido, ya sea adaptada a tejados inclinados o diseñadas para superficies planas.

    Tiene que ser de un material de gran resistencia estructural, capaz de soportar las condiciones de intemperie, por lo que se montan de aluminio o de acero galvanizado en caliente.
  • Instalación eléctrica
    La instalación eléctrica debe garantizar la seguridad de las personas y la instalación.

    Las protecciones eléctricas empleadas son:
    • Interruptores magnetotérmicos: para proteger la instalación frente a cortocircuitos y sobrecargas.
    • Interruptor diferencial: para detectar derivaciones y proteger a las personas frente a contactos indirectos.
    • Puesta a tierra de todos los elementos metálicos: para proteger a las personas frente a contactos indirectos.  
  • Los equipos de medida
    La instalación fotovoltaica puede contar con un contador de energía bidireccional (consumida y producida) o bien con dos equipos independientes, uno para medir la energía producida por el sistema fotovoltaico y otro para registrar la energía consumida por el sistema cuando no está produciendo (stand-by inversores, etcétera).

Otros aspectos técnicos a tener en cuenta:

  1. Directrices en la colocación de los paneles solares en la Península Ibérica.

    En las instalaciones solares fijas, para optimizar los resultados energéticos y económicos,  se deben respetar las siguientes directrices en la colocación de los paneles solares:
    • Orientación: sur, aunque se admitirían variaciones de 20º hacia el este o el oeste.
    • Inclinación respecto de la horizontal: entre 30º y 40º.
    • Libre de obstáculos que puedan producir sombras.
  2. La superficie orientativa necesaria en función del tipo de instalación es:
  • Instalaciones fijas integradas arquitectónicamente en cubiertas: 8 -10 m2/kW.
  • Instalaciones fijas sobre superficie horizontal: 20-25 m2/kW.
  • Instalaciones con seguidores solares: 50-60 m2/kW.

Compartir

  • Compartir  en Twitter. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.
  • Compartir  en Facebook. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.
  • Compartir  en Google. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.
  • Compartir  en Linkedin. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.
  • Compartir  en Delicious. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.
  • Compartir  en Meneame. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.
  • Compartir  en Yahoo. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.
  • Enviar  por Mail. Energía Solar Fotovoltaica Enlace externo, abre en una nueva ventana.