Esta página web utiliza cookies y tecnologías similares, propias y de terceros, para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias. Al seguir navegando aceptas nuestra política de cookies Abre en ventana nueva
Estás en | 

Compartir en:

02/04/07
IBERDROLA y la Junta de Castilla-La Mancha ponen la primera piedra de la central de biomasa de Corduente

  • Está previsto que las obras de esta nueva planta de energías renovables estén finalizadas dentro de 16 meses
  • Al evento han asistido el Vicepresidente de la Junta, Fernado Lamata; el Director de Energías Renovables de IBERDROLA, Xavier Viteri; el Alcalde de Corduente, Fernando Miguel Madrid, y el Delegado de la Compañía en la región, Víctor Rodríguez
  • Esta innovadora instalación, que va a requerir una inversión de 5,5 millones de euros, tendrá una potencia instalada de 2 MW y consumirá 20.000 toneladas de residuos forestales al año
  • La construcción de esta central, la primera de estas características que IBERDROLA pondrá en marcha en España, es una muestra más de su compromiso con el desarrollo de las renovables en Castilla-La Mancha

El Vicepresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Fernado Lamata; el Director de Energías Renovables de IBERDROLA, Xabier Viteri; el Alcalde de Corduente (Guadalajara), Fernando Miguel Madrid, y el Delegado de la Compañía en esta comunidad autónoma, Víctor Rodríguez, han puesto hoy la primera piedra de la central de biomasa de Corduente.

Esta planta va a ser la primera de IBERDROLA en España en utilizar residuos forestales para generar energía eléctrica, una vez realizados los pertinentes estudios medioambientales y de viabilidad y recibido el visto bueno de las autoridades competentes: la Junta de Castilla-La Mancha y el ayuntamiento del citado municipio.

Esta nueva instalación de energías renovables de la Compañía, que se prevé pueda entrar en funcionamiento en un plazo de 16 meses, está situada fuera del Parque Natural del Alto Tajo e implicará una inversión aproximada de 5,5 millones de euros.

Con una potencia instalada de 2 megavatios (MW), está previsto que utilice alrededor de 20.000 toneladas de residuos forestales al año, obtenidos de la limpieza y poda de los montes cercanos, lo que contribuirá a evitar incendios y plagas. Una vez puesta en marcha, requerirá la contratación de unos 10 trabajadores de la zona.

La elección de la localidad de Corduente como emplazamiento para ubicar esta instalación de biomasa responde a los estudios técnicos realizados por la Universidad de Castilla-La Mancha e IBERDROLA Ingeniería y Construcción. Éstos han concluido que es el lugar más indicado por la proximidad a la materia prima, las buenas comunicaciones y la existencia de líneas eléctricas adecuadas para evacuar la electricidad generada.

Esta planta de Guadalajara se suma a otras instalaciones de biomasa forestal que la Empresa está desarrollando en España: la de Archidona (Málaga), que contará con 15 MW de capacidad, y la de As Somozas (La Coruña), de 7,7 MW.

La construcción de la central de Corduente es una nueva muestra de la firme apuesta de IBERDROLA con el desarrollo de las energías limpias en Castilla-La Mancha. De hecho, con este proyecto, la Compañía ya desarrolla en la región las principales energías renovables que se desarrollan en la actualidad: biomasa, eólica, solar, hidráulica y minihidraúlica.

IBERDROLA es hoy la empresa de referencia en energía eólica en la región, con 51 parques eólicos construidos que suman una potencia de 1.717 MW. Además, ha ubicado en Toledo su Centro de Operación de Energías Renovables (CORE), desde donde controla todos sus parques eólicos, minicentrales hidráulicas y subestaciones asociadas tanto en España como en el extranjero.

Asimismo, la puesta en marcha de esta nueva instalación muestra la fuerte apuesta que en los últimos años está realizando IBERDROLA en la provincia de Guadalajara. De hecho, la Compañía puso en marcha a finales de 2005 el complejo eólico más grande de Europa en el municipio de Maranchón (a 40 kilómetros de la central de Corduente), con una potencia de 208 MW. Previamente, ya había construido otros cuatro parques eólicos en Hijes, Somolinos, Campisábalos y Cantalojas.

Por otro lado, la Compañía tiene previsto construir, para finales de 2008, su Edificio Sostenible de Maranchón, un inmueble que será muy representativo para IBERDROLA. Su objetivo principal será albergar la cuarta aula de la energía de la Empresa en la región (destinada a mostrar de forma práctica a los distintos grupos de estudiantes y asociaciones las principales características de las renovables), aunque también contará con una residencia para atender a las numerosas visitas al complejo eólico de Maranchón.

El edificio será bioclimáico, ecológico, sostenible y autosuficiente y aglutinará todos los adelantos de las energías renovables -fotovoltaica, térmica y geotérmica- aplicadas a una edificación. Su diseño y la selección de materiales, tanto interiores como exteriores, buscarán maximizar las posibilidades de almacenamiento energético y minimizar las necesidades de consumo.

Compartir en:

  • © 2015 Iberdrola, S.A. Reservados todos los derechos.